domingo. 03.07.2022

La ‘vicebronca’ en CyL

La declaraciones de García-Gallardo sobre el empleo de las mujeres, la discapacidad, la educación sexual y el aborto han alterado la vida política en CyL Los tres políticos a los que ha sucedido el líder de Vox en el cargo han sido los más críticos con el socio de Mañueco

La semana política en Castilla y León ha estado marcada por las palabras pronunciadas por el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox), tanto en la Comisión de Presidencia como en el Pleno de las Cortes, con discursos en los que se han mezclado argumentos sobre el empleo de las mujeres, la discapacidad, la educación sexual y el aborto, entre otras cuestiones.

El episodio de mayor resonancia política, social y mediática se produjo el martes por la tarde, cuando el vicepresidente inició su cara a cara parlamentario con la procuradora socialista Noelia Frutos, discapacitada que se desplaza en una silla de ruedas, diciendo que iba a contestar a sus «faltas de respeto como si fuera una persona como todas las demás».

Pero ya el día antes había protagonizado una comparecencia ante la Comisión de Presidencia, programada para presentar sus planes de legislatura, cargada de argumentos, propuestas y planteamientos de su partido Vox, que fueron contestados por la oposición, pero también en parte por el PP, socio de gobierno en la Junta.

Tanto en la comisión como en el Pleno estuvo presente el antecesor en el cargo de García-Gallardo como vicepresidente del Gobierno autonómico, el actual único procurador de Cs, Francisco Igea, muy crítico con la falta de competencias asumidas por el nuevo número dos de la Junta y con sus argumentos, algo a lo que se han sumado también los ‘exvice’ Rosa Valdeón y José Antonio de Santiago-Juárez, ambos con el PP (son los últimos cuatro políticos que han ostentado ese cargo).

EL «NO EN MI NOMBRE» DE VALDEÓN

Sin participación directa en política actualmente, Valdeón ha tirado de redes sociales para manifestar sus críticas a García-Gallardo. La misma tarde del Pleno, la exvicepresidenta sostuvo que «menos mal» que las palabras del dirigente de Vox se pronunciaron en el Pleno de las Cortes porque de haberse dicho «en un partido de fútbol lo suspenden».

«Creo que ante la pasividad de algunos hay una sociedad que no puede callarse ni consentir estas faltas de respeto», apostilló para afear al PP que no replicara al vicepresidente, a lo que añadió posteriormente que «una sociedad justa necesita disculpas... y algo más. Castilla y León ha conseguido, como decía Mañueco, que se hable de ella, pero no precisamente para bien».

El jueves, tras las disculpas del presidente de la Junta, expresadas por el episodio del Pleno, Valdeón opinó en su perfil de Twitter que no había visto «nunca una disculpa más tardía, más forzada, menos empática y menos creíble» que la formulada por Mañueco.

Sobre la comparecencia de García-Gallardo en la comisión, Valdeón criticó especialmente su planteamiento sobre la educación sexual en los colegios, el aborto y su visión sobre la maternidad. «Después lamentaremos el retroceso de Castilla y León con estos ilustres personajes. No sabe ni lo que está diciendo ¿en qué mundo vive? Da miedo... Gracias a Mañueco y demás colaboradores silenciosos», escribió. Eso y un «no en mi nombre».

José Antonio De Santiago-Juárez, actual concejal del PP en el Ayuntamiento de Valladolid, siempre ha marcado distancia con algunos de los planteamientos de Vox pero aplaudió el acuerdo de Gobierno al entender que era la opción viable para evitar la repetición electoral, lo que no le ha impedido mostrarse crítico con algunos de los planteamientos del dirigente de Vox en Castilla y León.

Tras el episodio del Pleno de las Cortes, De Santiago-Juárez escribió en su perfil de Twitter: «Hay políticos que no se merecen los 100 primeros días de cortesía. Esto me indigna y me produce naúseas», expresó con un enlace a informaciones y el vídeo del momento en el que García-Gallardo se dirigía a la procuradora socialista.

Preguntado por este mensaje, García-Gallardo dijo que no sabía ni quién era De Santiago-Juárez, por lo que no le daba importancia a sus palabras. Ayer, en una entrevista con la Cadena Cope, el último vicepresidente en el Gobierno de Juan Vicente Herrera respondió a esta reacción: «Yo tampoco le conozco, ni le quiero conocer».

IGEA y los pendones de León

Al estar presente en las Cortes, es con Igea con quien más ha confrontado García-Gallardo, quien durante la Comisión de Presidencia le dijo que sentía que, por el mal resultado electoral de Ciudadanos, sus compañeros del Hospital de Palencia le tuvieran que «aguantar haciendo colonoscopias» -trabaja allí como especialista en digestivo-.

«Se me da mejor hacerlo allí con sedación que aquí», ironizó sobre su papel de oposición en las Cortes de Castilla y León.

En el Pleno, tras escuchar las palabras de García-Gallardo, Igea escribió: «Para que no se engañen. No hay arrepentimiento. Vean en este vídeo más largo subido por el propio Gallardo (nunca estuvo tan mal puesto un apellido), la cara de satisfacción de Mañueco y Raúl de la Hoz», mientras que al día siguiente, en la continuación de la sesión parlamentaria le invitó a que tomara la palabra para replicarle, ya que le estaba haciendo gestos desde su escaño.

«Los pendones del PP no podrán tapar la vergüenza de Vox en este hemiciclo», ironizó durante el debate de una propuesta para comenzar los trámites de declaración de León y los tradicionales pendones como Patrimonio de la Humanidad.

En la mayoría de sus críticas, Igea reparte responsabilidades entre el propio García-Gallardo y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de quien afirmó, relacionado con esta polémica, que «se agarraría a un saco de estiércol si pensase que le ayuda a flotar. De hecho es lo que ha hecho».

Tras la petición de disculpas formulada por la Junta de Castilla y León y el propio presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco en primera persona y la posterior negativa del vicepresidente a hacer lo mismo por entender que se trata de una «manipulación», sumado a la queja de los grupos de la oposición por estas situaciones, no parece que los llamamientos a la calma del presidente de las Cortes, Carlos Pollán (Vox), vayan a tener efecto inmediato en las sesiones parlamentarias próximas, pero habrá que esperar hasta las próximas semanas para comprobarlo.

La ‘vicebronca’ en CyL