viernes. 07.10.2022
Los beneficios de una crema facial neurocosmética
Los beneficios de una crema facial neurocosmética

¿A quién no le gusta lucir una piel sana y saludable? Estamos acostumbrados a escuchar lo importante que es tener una vida sana unida a un tratamiento con una buena crema facial que lo garantice. Y en pleno siglo XXI, debemos hablar de cómo influye la neurocosmética en la dermis.

Cada vez surge con más fuerza el término que hace referencia a la conexión existente entre la piel y el cerebro. Un buen tratamiento facial es capaz de interactuar con el sistema nervioso cutáneo para generar un mayor bienestar.

¿Qué es la neurocosmética?

La piel cuenta con terminaciones nerviosas que conectan con estímulos que proceden del exterior para establecer un diálogo con nuestras propias emociones. Esta conexión con nuestro propio cerebro da lugar al nacimiento de este nuevo concepto cuyo objetivo es conseguir un resultado más impactante.

En la era de la inteligencia, podemos asegurar que la neurocosmética tiene efectos muy positivos a nivel holístico, ya que es algo más que un cosmético convencional. Por ese motivo, se puede decir que esta cosmética inteligente trabaja para generar sensaciones que conecten con las emociones y el estado de ánimo para potenciar la salud de la piel.

Reductor de poros y neurocosmética

Tal como hemos indicado anteriormente, las emociones negativas pueden producir un envejecimiento prematuro de nuestro cutis. Para combatir el estrés facial existen tratamientos capaces de revertirlo. Por ejemplo, el reductor de poros de Facialderm consigue regular el tamaño del poro, matizar y reducir las marcas de estrés en tu piel.

Este sérum booster se puede combinar con una buena crema facial para promover beneficios concretos y crear una fórmula ideal para cada tipo de piel. Sin duda alguna, el zinc es un seborregulador que aporta un doble beneficio al normalizar la secreción sebácea y neutralizar el exceso de radicales libres. Se recomienda principalmente para pieles mixtas o grasas.

Los beneficios de un sérum booster

Como bien sabemos aplicar un booster es muy beneficioso para el cuidado de nuestra piel. Este tipo de complejo nos previene de las agresiones externas. La contaminación ambiental y los daños que producen los rayos UV solares son las causas principales del envejecimiento. Por lo tanto, la aplicación de este activador de belleza es muy beneficiosa y tiene mayor concentración que la de un sérum.

Los cosméticos booster son potenciadores que cubren las necesidades puntuales de la piel. Pueden tener una acción reafirmante, antiedad, efecto detox o reductor de poros, entre otras.

Por lo tanto, un sérum booster se puede definir como un tratamiento que contiene ingredientes altamente concentrados. Facialderm, firma reconocida por la innovación en su línea antiestrés, destaca por mostrar unos tratamientos con textura muy fluida que pueden ser utilizados como sérums o como boosters.

Una forma sencilla de aplicación es mezclarlo directamente con la crema sobre la palma de la mano. Tan solo hay que añadir unas gotas del producto para obtener unos buenos resultados.

En líneas resumidas, para paliar las causas y consecuencias negativas generadas por el ritmo de vida, hábitos poco saludables, estrés, entre otras, surge la neurocosmética para ofrecer un resultado mucho más rápido y efectivo.

Los beneficios de una crema facial neurocosmética
Comentarios