martes 17/5/22
<p> CBD </p>
<p> CBD </p>

Durante los últimos meses, el CBD se ha convertido en uno de los productos que reúne una mayor popularidad. Sitios web especializados, como Cannactiva, cuentan con una gran cantidad de productos que nos permiten cubrir con diferentes necesidades: desde cremas hidratantes para las zonas más resecas de nuestra piel hasta productos para fisioterapia. Pasando por aceites y flores. Una amplia heterogeneidad de productos que han provocado que cada vez sean más las personas que se interesan por conocer no solo los beneficios de este tipo de alternativas, sino el método que permite obtener el CBD de la planta sin el característico THC.

En este artículo hemos reunido algunos de los principales métodos de extracción del CBD de la planta. Para, en una segunda parte, comenzar a analizar cuáles son las principales ventajas que se desprenden de este tipo de productos.

La extracción del CBD

Para conocer cuál es el método de extracción del CBD, es importante que conozcamos cuáles son los componentes principales con los que cuenta la planta del cannabis. Dependiendo de la variedad de la planta, nos encontramos con diferentes proporciones de THC y de CBD. Durante los últimos años, y a consecuencia del desarrollo tecnológico, existen múltiples estrategias que nos permiten poder llevar a cabo esta extracción de una forma muy eficiente.

Extracción del CBD con aceite

El aceite es el método de extracción más tradicional que podemos encontrar. Históricamente, ha sido una de las opciones preferidas para todos los profesionales que se encargan de llevar a cabo este tipo de procesos. Para ello, se debe utilizar un aceite vegetal que se mezcla con la planta, permitiendo activar a los cannabinoides.

La mezcla se debe calentar para que los cannabinoides pasen al aceite. Y, a partir de ese momento, el producto será apto para su consumo o para su aplicación tópica.

Una de las ventajas que encontramos en este método es que no queda ningún tipo de residuo químico tras su extracción. Exprimiendo las coberturas de las necesidades con las que contamos.

Extracción del CBD con CO2

Gracias a las propiedades con las que cuenta el CO2, el dióxido de carbono se utiliza para llevar a cabo la extracción de compuestos vegetales. A través de una cámara con presión, el CO2 se comprime hasta lograr convertirlo en líquido. Es este líquido el que se vierte sobre el cannabis hasta despojarlo de los cannabinoides, como el CBD. Para ello, es necesario que todo el proceso se lleve a cabo a temperaturas que permiten que el CO2 se convierta en gas y se evapore. Dejando al CBD listo para ser tratado.

Extracción del CBD con disolventes

El proceso de extracción con disolventes guarda similitudes al del CO2. Sin embargo, resulta mucho más rápido y económico de llevar a cabo. Este método se usa a través de un circuito cerrado en el que el disolvente líquido se encarga de lavar el cannabis, liberando tanto el CBD como el resto de los componentes.

A continuación, el disolvente se calienta o se enfría de manera cuidadosa para separarlo de los ingredientes que han sido extraídos sin perjudicar ninguna de sus propiedades.

La aplicación terapéutica del CBD

  • Dolor crónico: En aquellos casos en los que contamos con cuadros de dolor crónico, es decir, aquel tipo de dolor que permanece en nuestro cuerpo durante más de tres meses, el CBD se convierte en una de las mejores soluciones por las que podemos decantarnos. En su aplicación en nuestro organismo, el CBD cuenta con importantes propiedades en términos antiinflamatorios y analgésicos. Además de contar con una gran cantidad de beneficios para lidiar con dolores musculoesqueléticos o neuropáticos.
  • Fibromialgia: El CBD también se utiliza para combatir la fibromialgia. Esta enfermedad se caracteriza por los dolores musculares generalizados que sufre nuestro organismo. Así como la rigidez crónica en músculos y tendones.
  • Artritis: La artritis es la inflamación crónica de las articulaciones. Que se acompaña, además, de una deformación y pérdida de movilidad. El CBD nos permite regular la función articular. Así como servir de antiinflamatorio y de analgésico. Un conjunto de opciones que nos permiten mejorar nuestra calidad de vida.
  • Estrés y ansiedad: En el caso de que sufras de cuadros de estrés y de ansiedad, el CBD es una de las mejores soluciones que existen en el mercado de manera natural. Nos ayuda a relajarnos y a mejorar la percepción de nuestro entorno. Además de ayudar a solucionar los trastornos del suelo a tratar los trastornos por estrés postraumático.

Como hemos podido comprobar, son muchos los beneficios que encontramos en el CBD. Gracias al buen rendimiento que ofrece y a su impacto positivo en nuestro organismo, cada vez son más las personas que acuden a este tipo de productos para lidiar con algunos de los problemas con los que cuentan en su día a día. Siendo un recurso cada vez más utilizado.

¿Cómo se produce el CBD y cuáles son sus beneficios?
Comentarios