jueves 26/11/20

Conseguir la permanencia en Primera, un difícil reto para el Valladolid

 futbol
futbol

La temporada 19/20 fue bastante buena para el cuadro pucelano. Terminar la Liga sin apuros fue todo un logro teniendo en cuenta el escaso presupuesto del equipo. Sin embargo, en esta ocasión no parece que vaya a correr la misma suerte. Justamente lo contrario.

Y es que en el momento de escribir estas líneas, el Valladolid es el penúltimo clasificado. De hecho, solo está por debajo el Levante, conjunto que tiene pendiente un partido por disputar.

Hoy en día las bookies cada vez establecen una cuota superior a favor de la victoria del conjunto de Pucela en los encuentros que disputa. Ello siempre es mala señal, puesto que indica las bajas probabilidades de que acabe venciendo a sus rivales.

No es de extrañar teniendo en cuenta que el Valladolid todavía no ha conseguido ganar a lo largo de las seis primeras jornadas. A continuación repasaremos las tres últimas, ya que han sido determinantes para hacer saltar las alarmas a toda la afición blanquivioleta.

Un punto de los últimos nueve

La cuarta jornada tuvo un regusto amargo, ya que perder por solo 1-0 ante todo un Real Madrid y en su propio estadio, el Santiago Bernabéu, no puede considerarse un mal resultado.

De no haber sido por el acierto de Vinícius en la segunda parte, el Valladolid hubiera regresado a Castilla y León con un puntito. Ambos equipos dispararon a portería la misma cantidad de veces en total, cinco. Como era de esperar, los pucelanos tuvieron menos la posesión y fallaron más pases a causa de la presión asfixiante del cuadro merengue.

Muchas de las apuestas deportivas se hicieron pensando en que al conjunto pucelano le caería una goleada. Nada más lejos de la realidad. La defensa estuvo bastante férrea, mientras que el guardameta trasladó seguridad a sus compañeros.

Todo lo contrario pasó en la siguiente jornada. Ante el Eibar, el equipo reaccionó bien empatando el encuentro en la primera parte. Sin embargo, a falta de veinte minutos para finalizar el encuentro, Pape Diop fue expulsado.

Es decir, el Valladolid estaba con un hombre más. Lo tenía todo de cara para llevarse los tres puntos si conseguía anotar un gol. Por desgracia, el conjunto armero en el último minuto marcó la diana de la victoria, dejando al equipo de Pucela con cero puntos.

La imperiosa necesidad de sumar se adueñó de los hombres de Sergio González. El artífice de las anteriores permanencias del equipo empieza a estar cuestionado, aunque obtuvo un punto al jugar contra el Huesca.

Sin embargo, las malas sensaciones siguen pesando sobre el vestuario. Y no es para menos, puesto que no te pueden remontar un 0-2 en la segunda parte. En concreto, los oscenses lo consiguieron en tan solo cinco minutos.

Menos posesión, menor cantidad de tiros a portería, gran superioridad del rival a pesar del empate… poco bueno que rascar en ese partido. Es por ello que los cambios deben producirse ya si se pretende hacer frente al futuro calendario con unas mínimas esperanzas de mantener la categoría.

Necesidad de sumar cuanto antes y de tres en tres

A priori, el partido más asequible de los próximos tres es el que enfrentará al Valladolid ante el Alavés el próximo domingo a las doce de la mañana. Un buen horario para disfrutar de un partido de fútbol que será decisivo. Se podría decir que ambos equipos se juegan sus posibilidades de permanencia, ya que el Alavés, a pesar de haber obtenido un triunfo recientemente, solo tiene un punto más.

Habrá que salir a por todas, ya que los dos siguientes partidos serán muy complejos. Así lo demuestra el rival de la octava jornada, el Villarreal. Si ahora mismo terminase la liga, el submarino amarillo sería el subcampeón. Se trata de uno de los equipos más en forma de la competición.

Por ende, pocas esperanzas hay en sacar los tres puntos ante un rival de tal envergadura, pero es necesario creer en este equipo. La confianza, por el momento, se mantiene intacta en los jugadores entrenados por Sergio González, quienes también deberán competir de tú a tú contra otro equipo muy bien armado.

Nos referimos al Athletic, conjunto que de los últimos doce puntos ha conseguido un total de seis. Es un equipo algo irregular, aunque siempre es complicado enfrentarse a los leones. Por suerte, el cuadro pucelano jugará en casa.

Las previsiones por parte de los expertos en apuestas deportivas otorgan al Valladolid tres puntos de nueve posibles. En caso de cumplirse esta predicción, serían insuficientes teniendo en cuenta que muy probablemente el resto de rivales en la zona baja de la tabla también sumarán.

A ningún leonés le gustaría ver al Valladolid en Segunda División. Para la tranquilidad de todos ellos, solo queda esperar que Sergio dé en la tecla y se consiga la primera victoria ante el Alavés.

Conseguir la permanencia en Primera, un difícil reto para el Valladolid
Comentarios