domingo. 03.07.2022
Diferencias entre factoring con recurso y sin recurso
Diferencias entre factoring con recurso y sin recurso

El factoring es una alternativa de financiación cada vez más solicitada por las pymes y, al mismo tiempo, las entidades financieras que incluyen este servicio también aumentan en número.

Entre ellas, están plataformas fintech como Trinios, que ofrece una opción de factoring no tradicional, con ventajas notables respecto a lo que es posible obtener de este servicio con otras entidades más vinculadas a procesos convencionales.

El objetivo en cualquier caso siempre es el mismo. Ceder créditos o facturas a la entidad, para obtener el importe adeudado (de forma total o parcial) de manera inmediata, menos un pequeño porcentaje que es el beneficio que consigue la empresa.

Esta alternativa de financiación tiene disponibles servicios adicionales, como la gestión de cobro, gestión comercial con el deudor o cobertura en caso de impago.

Precisamente en relación a este último aspecto, es posible escoger entre dos tipos de servicios, el factoring con recurso y el factoring sin recurso, uno de ellos cuenta con él y el otro no lo incluye.

Factoring con recurso

Al solicitar un servicio de factoring con recurso, la entidad responsable de la financiación adelanta a la pyme el cobro de las facturas que quiera ceder, menos el comentado porcentaje derivado a impuestos y comisiones.

Si se produce el caso de que el deudor no paga la cantidad correspondiente a la factura cedida en la fecha de vencimiento, la entidad financiera no va a asumir el impago, es decir que no corre ningún riesgo en la operación, solo se encarga de la financiación y la gestión de cobro.

En esta situación la pyme que emitió la factura original es la responsable de asumir el riesgo por insolvencia y, por tanto, tendrá que devolver la financiación anticipada porque el deudor no ha cumplido con su obligación.

Pese a lo que pueda parecer, el factoring con recurso es un servicio muy interesante, por la ventaja económica que ofrece, ya que la entidad financiera recibe una menor cantidad en comisiones o impuestos.

El riesgo está, obviamente, en la insolvencia. Por ese motivo es recomendable sobre todo en facturas con deudores que tengan una solvencia demostrada, así como también en contratos con el sector público.

Factoring sin recurso

El factoring sin recurso mantiene las mismas directrices que la modalidad con recurso, pero sí que asume el riesgo en caso de que el deudor no cumpla con el pago de la factura y se declare insolvente.

En este caso, la empresa solo se preocupará de obtener la financiación y no tendrá más responsabilidad con respecto a la operación comercial. También es cierto que tendrá que abonar un importe mayor por el concepto de comisiones e impuestos, pero al menos tendrá la garantía de cobrar por el trabajo realizado.

Esta modalidad se recomienda a pymes que comiencen su trayectoria en un sector o que no puedan asumir riesgos de impago que puedan amenazar su crecimiento.

Ventajas de contratar factoring con Trinios

Los servicios de Trinios respecto al factoring incluyen ambas modalidades de este tipo de financiación, con y sin recurso, pero no es la única ventaja que ofrece a las pymes interesadas.

Su proceso de concesión es prácticamente inmediato, ya que en apenas 4 horas el cliente ya puede tener su dinero.

Además, el volumen de operaciones que cubre con este servicio es bastante grande, ya que su margen llega hasta los 100.000€ preconcedidos.

Trinios también destaca por el hecho de que no cuenta con intermediarios en la operación. Todos sus servicios, incluido el factoring, se realizan online y de forma directa entre la plataforma y la pyme.

De hecho, cuenta con otros servicios adicionales también online, como soluciones para la gestión de cobro, herramientas financieras con las que ayudar en la búsqueda de clientes, seguro de crédito para proteger algunas operaciones comerciales, control de cartera de clientes, herramientas para asesorar en nuevos trabajos a crédito, etc.

Un completo abanico de funciones, con los que la pyme puede tomar decisiones más acertadas en sus operaciones, así como proteger su crecimiento, con la ayuda que ofrecen servicios como el factoring.

Diferencias entre factoring con recurso y sin recurso