jueves. 18.08.2022
Entendiendo el dolor: cómo tratar los dolores musculares y articulares
Entendiendo el dolor: cómo tratar los dolores musculares y articulares

Son muchas las personas que, en algún momento de su vida, experimentan alguno de los tipos de dolor, siendo especialmente frecuentes los dolores musculares, de espalda o de articulaciones. De hecho, en los casos más extremos, el dolor puede resultar incapacitante para realizar las actividades cotidianas. Es por ello que en el mercado encontramos soluciones específicas que tienen como objetivo el alivio eficaz del dolor. No obstante, esto dependerá del tipo de dolor del que se trate.

Dolifaes es una nueva gama de soluciones específicas formuladas para aliviar eficazmente el dolor muscular y articular, tanto puntual como crónico

¿Qué es el dolor?

De acuerdo con la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor o IASP, la definición del dolor es la siguiente: el dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable que es consecuencia de un daño en algún tejido de nuestro cuerpo, tanto real como potencial.

La intensidad del dolor variará y, en cualquier caso, esta será subjetiva. Por otro lado, aunque lo habitual es que el dolor esté asociado a un daño en algún tejido corporal, este no tiene por qué ser necesariamente síntoma de que exista algún problema en la zona dolorida.

Las causas del dolor

Dependiendo del tipo de dolor de que se trate, este tendrá unas causas u otras. Así pues, cuando se trata de dolor articular o muscular, las causas habituales son las siguientes:

  • Malas posturas corporales.
  • Práctica de ejercicio: aunque hacer ejercicio es muy saludable, a veces, al practicarlo, se pueden sufrir lesiones musculares o articulares que den lugar a la aparición del dolor.
  • Desgaste progresivo de las articulaciones: con el paso del tiempo, las articulaciones se van desgastando y, con ello, empiezan a aparecer los dolores en estas zonas. Así pues, cumplir años suele ser sinónimo de dolor articular.
  • Estrés: el estrés también es una de las causas más comunes de los dolores musculares, sobre todo en zonas mas susceptibles de sobrecargarse, como las cervicales.

¿Cómo tratar el dolor?

Existen diferentes formas de tratar y de aliviar el dolor. Entre estas formas se encuentran tanto tratamientos farmacológicos como no farmacológicos.

Tratamientos no farmacológicos

  • Neuroestimulación eléctrica subcutánea: a través de este tratamiento se aplica una corriente eléctrica que actuará sobre las fibras nerviosas sensitivas, modulando el dolor.
  • Termo o crioterapia: la aplicación de calor o de frío puede ser muy eficaz para tratar el dolor. Se aplicará frío para los dolores agudos y calor para lesiones subagudas o crónicas del aparato locomotor.

Tratamiento farmacológico

Hay algunas soluciones específicas que serán muy útiles a la hora de combatir el dolor. No obstante, este tipo de soluciones deben ser individualizadas y supervisadas por un médico.

Entendiendo el dolor: cómo tratar los dolores musculares y articulares