jueves 13/8/20

Las familias no quieren préstamos para el hogar a pesar de su abaratamiento

prestamo
prestamo

Las familias no quieren endeudarse, ¿o no pueden? La situación financiera española está siendo testigo de una situación antitésica, pero también de lo más peculiar. Por una parte, los bancos han tenido que endurecer los requisitos de los créditos al consumo por el peligroso aumento de los mismos. El volumen de negocio en este terreno se estaba disparando, y lo que es peor, estaba acentuando la posibilidad de un aumento de la morosidad imposible de soportar para las entidades bancarias.

Una situación que ha dado pie a un 2020 en el que los bancos se han vuelto más exigentes con este tipo de préstamos; aunque no del todo. Y es que hay otra situación que sorprende porque sigue un camino que va en dirección completamente contraria. Las familias no quieren endeudarse, como bien decíamos antes, y eso está llevando a que las solicitudes de préstamos de mayor volumen están bajando su ritmo. De hecho, tanto es así, que los bancos han optado por ofrecer el dinero más barato posible, junto con las financieras. 

El BCE ha intentado ofrecer un hálito de esperanza a este sector para reforzar las solicitudes con una política de interés a tipo cero. ¿Qué ha conseguido? Que, al cerrarse el tercer trimestre de 2019, los préstamos a los hogares alcanzaran un valor total de cerca de 708.500 millones de euros, una cifra que suena elevada, pero que queda por debajo de la cifra conseguida durante el mismo periodo del año anterior. De hecho, es una muestra de una tendencia de decrecimiento general, y es que, comparando con los números de hace casi una década, el descenso se puede cuantificar en cerca de 170.000 millones de euros.

Panorama bastante peculiar el que se está viviendo en este sector, pero que tiene una razón bastante clara. El principal motivo por el que los hogares se endeudan es la titularidad de las viviendas, su adquisición. Este mercado es uno que está bajando a un ritmo bastante agudo y que, de hecho, está siendo el responsable de este cambio en las cifras de préstamos para hogares.

¿Se puede revertir la situación de los préstamos familiares?

Especialistas están estudiando el panorama español para plantear soluciones que sean efectivas. Abaratar costes para fomentar las solicitudes de los préstamos no está surtiendo el efecto deseado, de hecho, no está sirviendo absolutamente para nada. Los préstamos para familias y el hogar no consiguen remontar porque el mercado inmobiliario se ha estancado, aunque esté comenzando a presentar pequeños atisbos de crecimiento.

El alquiler ha ido ganando terreno de forma imparable a la hora de buscar vivienda, y eso está haciendo que estos productos financieros vayan perdiendo eficacia e interés. Cada vez más familias optan por el arrendamiento en lugar de la compra, y esa está siendo la razón principal de que, a pesar de la reducción de intereses y su completa anulación en ocasiones, no se esté consiguiendo remontar en el sector.

De hecho, incluso para gastos más reducidos, los consumidores están mirando a otro campo que no es el de los bancos. En este sentido, el cambio de tendencia se ha debido a una situación completamente opuesta: los intereses se han elevado para evitar una posible oleada de morosos. Algo que ha llevado a que los clientes busquen las inyecciones económicas recurriendo a portales especializados y a financieras online.

Préstamos online para pequeños gastos

Una ocasión especial, una avería, un viaje... Hay muchos contextos diferentes que motivan a los consumidores a solicitar préstamos personales, y que están llevándoles a buscar otro camino a seguir a través de internet. Cuando se adentran en él, se topan con una oferta gigantesca, aunque por suerte tienen de su lado unos comparadores que les ayudan a tomar la decisión más acertada.

Dentro de este sector, portales como el de 24prestamo.es aparecen para ayudar a los consumidores. Reúnen y comparan productos de las financieras con el fin de agilizar y facilitar los trámites. De hecho, son ya una pieza fundamental dentro de este contexto digital, dentro del sector de los créditos en línea. Para muchos, la visita obligada es precisamente a estos portales cuando quieren buscar buenas propuestas financieras. Luego, ya toman una decisión.

La existencia de estas soluciones ha hecho que la situación sea todavía más complicada para los bancos. Por el momento, el panorama está dibujando una situación difícil para fomentar las solicitudes de préstamos para el hogar. Las medidas ejecutadas hasta el momento no están consiguiendo revertir la situación, aunque el problema viene de mucho más lejos, y es que la tendencia decreciente lleva años siendo la que está dibujando el comportamiento de este sector.

¿Se dará con la fórmula adecuada para el cambio? Por el momento, parece difícil de vaticinar. Es necesario un cambio en el sector inmobiliario para que se consiga un cambio en el sector financiero. La cuestión es si este se podrá llevar a cabo y qué repercusión tendrá.

Las familias no quieren préstamos para el hogar a pesar de su abaratamiento