lunes. 27.06.2022
Financiación online versus financiación tradicional: ventajas e inconvenientes
Financiación online versus financiación tradicional: ventajas e inconvenientes

Con la llegada de Internet y las nuevas tecnologías la banca tradicional ha dado paso a la banca digital. Esto no solo ha cambiado la forma en que se realiza cualquier operación con una entidad financiera o bancaria, sino que, también, ha cambiado la forma en que se accede al mercado de financiación con garantías.

De esta forma, actualmente es posible encontrar medios de financiación online, una gran alternativa a la financiación tradicional. No obstante, a la hora de encontrar este tipo de financiación, es fundamental utilizar un buscador de préstamos que nos guíe y nos ayude a encontrar el préstamo online que mejor se adapte a nuestras circunstancias.

Tipos de financiación online

Actualmente, existen diferentes tipos de financiación online. Son los siguientes:

  • Plataformas online de financiación: estas plataformas tienen diversos medios de financiación. Existen multitud de empresas que conceden préstamos y créditos de forma casi inmediata, para lo cual solo hay que cumplir una serie de requisitos generales como ser mayor de edad. No obstante, es posible, incluso, que se nos conceda el préstamo estando incluidos en una lista de morosos.
  • Crowdfunding: este mecanismo de financiación consiste en llevar a cabo una recolección de fondos. De esta forma, diferentes personas podrán apoyar un proyecto en concreto sin esperar nada a cambio, por lo que el beneficiario no tendrá que devolver el capital que le han prestado.

Ventajas de la financiación online: una buena alternativa a la financiación tradicional

La financiación online tiene ciertas ventajas que la convierten en una buena opción a la financiación tradicional. Son las siguientes:

  • Comodidad: para solicitar un préstamo online solo se necesita un dispositivo con conexión a Internet. Esto se puede hacer desde cualquier lugar y en cualquier momento, por lo que resulta muy cómodo. Así pues, no tendremos que desplazarnos a una sucursal bancaria ni adaptarnos a los horarios de atención al cliente.
  • Rápido: en un plazo de entre 24 y 48 horas tendremos el dinero en nuestra cuenta bancaria, siempre y cuando hayamos aceptado las condiciones y enviado la solicitud.
  • Tarifas más bajas: a diferencia de lo que ocurre con las entidades financieras y bancarias tradicionales, las tarifas de la financiación online son más bajas y sus intereses son más competitivos. Además, en el mercado encontramos multitud de empresas que ofrecen este tipo de préstamos, por lo que podremos elegir el que mejor se adapte a nosotros.
  • No hay necesidad de contratar productos adicionales: otra de las ventajas de solicitar un préstamo por Internet es que no tendremos que contratar productos adicionales. Esto sí ocurre con los bancos tradicionales, quienes obligan a sus clientes a contratar productos adicionales como seguros o tarjetas de crédito, para la concesión del préstamo.

Sin duda, el mundo bancario y financiero está cambiando motivado por el desarrollo de las nuevas tecnologías, y es por eso por lo que, a la hora de pedir un préstamo, es fundamental tener en cuenta todas las opciones que nos ofrece el mercado. La financiación online se ha convertido, de hecho, en una gran alternativa a la financiación de las entidades bancarias tradicionales.

Financiación online versus financiación tradicional: ventajas e inconvenientes