jueves 13/8/20

Hábitos de consumo cada vez más digitales

La tecnología cambia muchos de tus hábitos cotidianos sin que te des apenas cuenta

Hábitos de consumo cada vez más digitales
Hábitos de consumo cada vez más digitales

Son muchos los avances desde hace años en el mundo de la tecnología que han conseguido transformar nuestras costumbres.

Las nuevas tecnologías consiguen cambiar los hábitos en todos los ámbitos de la vida. El más reconocido hoy es Netflix. Una plataforma que está disponible en varios países y aquí puedes ver cómo sacarle el máximo partido.

No sólo la televisión se ve afectada por la nueva forma de consumo. La música en plataformas online cobra mucha importancia gracias a Spotify. Su uso es tan valorado que existen tarjetas regalo Spotify para que puedas aprovechar al completo el servicio.

El uso de internet es algo casi natural. Esto en parte es gracias a Google. Su presencia ha valido para informar y resolver todas las dudas cotidianas. Siempre está más actualizado que cualquier enciclopedia.

La música, las redes sociales, el streaming… Así ha cambiado la tecnología en las últimas décadas.

Comunicación instantánea

La llegada de internet supuso muchos cambios en tu vida. El correo electrónico sustituyó a las cartas para que así pudieras obtener una respuesta en cuestión de segundos.

Hablar con alguien desde la otra punta de la ciudad o del mundo era complicado y caro. Acordabas los días y las horas para así estar localizable en el momento en que recibieras la llamada.

Los smartphones han sido una de las claves dentro de este cambio. No sólo los usas para llamar, si no también para escuchar música, ver vídeos, hacer fotos o actualizar tus datos bancarios.

Hoy no haces llamadas porque existen varias alternativas más fáciles y cómodas. Tienes un smartphone con aplicaciones como Whatsapp. Puedes mensajear durante todo el día y, si echas mucho de menos a alguien, puedes hacer una videollamada.

Las llamadas quedan prácticamente obsoletas. Los mensajes son más cómodos y hacer  una videollamada consigue que tu conversación sea más natural. 

Todas estas opciones disponibles en un smartphone te permiten comunicarte con gente con la que apenas hablas. Las redes sociales como Facebook o Instagram mantienen viva esa comunicación que antes era inexistente o se mantenían por carta.

Streaming, lo más consumido

Cine y series hay para todos los gustos pero ambos pertenecen a una parte muy importante de nuestro entretenimiento. Antes emitían a una determinada hora en la televisión o en el cine. Ahora ya no vemos la televisión, vemos Netflix.

La plataforma de Netflix vino para quedarse. Es una opción que te permite el consumo de películas y series en streaming. Lo mejor es que todas están disponibles para televisores, smartphones y tablets.

Es una empresa que produce tanto material audiovisual que su catálogo es muy amplio. Consiguen hacer frente a películas de Hollywood y es una oferta que, para muchos consumidores, supuso el cambio de hábito de consumo al suscribirse.

Esto se debe a que los usuarios no sienten la necesidad de esperar al estreno de un capítulo en un canal de televisión. Netflix permite el acceso a todos y cada uno de los capítulos de la temporada. Y todo, sin publicidad.

La música tampoco se queda atrás dentro de los cambios tecnológicos. 

Primero el vinilo, luego el cassette y más tarde llegó el disco para terminar cerrando la época musical en la que se ‘consumía’ en formato físico. Cuando creías que todo se quedaba ahí, aparecieron los mp3 y mp4 y acto seguido, el cambio más importante de todos, la música en Streaming.

Spotify dio uno de los saltos más grandes e importantes en la tecnología gracias a la reproducción en Streaming. 

Escuchar a tus artistas favoritos al instante en ordenadores, tablets o smartphones dónde y cuándo quieras a través de internet.

El acceso a la música está más al alcance que nunca. Esta nueva forma de consumo ha provocado que los formatos físicos queden relegados a coleccionistas o a gente más tradicional.

No debemos olvidar que Internet no se queda aquí y que irá mucho más allá. Los tiempos cambian y la tecnología evoluciona más rápido de lo que crees. 

No sabemos lo que nos deparará, pero el futuro de internet no ha hecho más que comenzar.

Hábitos de consumo cada vez más digitales