jueves 13/8/20

¿Merece la pena el renting de coches?

¿Merece la pena el renting de coches?
¿Merece la pena el renting de coches?

El renting de coches se ha ido haciendo cada vez más popular, especialmente entre las nuevas generaciones y familias jóvenes. Lo que hasta hace pocos años era una solución exclusiva para las empresas, ahora su mercado se ha extendido también hacia los particulares. Pero ¿merece la pena el renting de coches?

Los coches de renting son coches a los que un particular puede acceder a través de un contrato a largo plazo en el que la compañía de renting es la propietaria del vehículo y lo pone a disposición del cliente a cambio de una cuota mensual. En el contrato se fija normalmente el kilometraje establecido y el plazo de tiempo en el que estará vigente el contrato.

El contrato de renting suele incluir todos los gastos de mantenimiento asociados al vehículo, el seguro del mismo, las reparaciones y averías, el cambio de neumáticos y un largo etcétera realmente interesante. Aunque las condiciones de cada contrato pueden ser variables y también depende del tipo de renting elegido.

¿Qué tipos de renting existen?

El renting de coches se puede clasificar en dos tipos fundamentalmente:

Renting tradicional

En el renting tradicional el cliente elige el vehículo que desea alquilar e incluso las especificaciones del mismo y la empresa de renting lo adquiere para él. El contrato es a largo plazo (entre 24 y 60 meses) y en él se fija un número de kilómetros estimado por el propio usuario.

Renting flexible

En el renting flexible el cliente paga un coste variable dependiendo de dos variables que no puede definir por antelación en el contrato: el tiempo de duración del mismo y el kilometraje estimado. En función de ambas el coste del renting será mayor o menor y, además, puede rescindir el contrato sin penalización cuando desee. En cuanto al vehículo, el cliente solo puede escoger una categoría de vehículo y la empresa le entrega el que disponga en ese momento, ya sea nuevo o usado previamente por otro cliente.

Ventajas y desventajas del renting de coches

El renting, por tanto, resulta ventajoso en aspectos como evitar realizar una inversión inicial para acceder al coche, se puede conseguir en poco tiempo, los contratos son todo incluido y permite beneficios fiscales a las empresas que optan por un renting para su flota. Además, el coche se puede renovar cada cuatro o cinco años una vez finalice cada contrato.

Como inconveniente, el renting obliga a cumplir un contrato (al menos en el renting tradicional), el coche no llega a ser propiedad del cliente, el número de kilómetros está a veces limitado bajo posibilidad de hacer un pago extra y no ofrece beneficios fiscales para los particulares.

 

Como se puede apreciar, existe un buen número de razones para optar por los coches de renting, tanto para particulares como para empresas y autónomos. La flexibilidad y la menor inversión inicial unido a la rapidez con la que se consigue el acceso al vehículo han convertido al renting de vehículos en una forma de poseer coches que realmente merece la pena.

¿Merece la pena el renting de coches?