miércoles 5/8/20

La mitad de los préstamos personales incluye comisiones

La mitad de los préstamos personales incluye comisiones
La mitad de los préstamos personales incluye comisiones

De acuerdo a datos de un estudio reciente, la mitad de los préstamos personales que se ofertan en el mercado español tienen, como mínimo, una comisión incluida. Esto implica un coste adicional además de los intereses a la hora de contratar este tipo de financiación. En caso de que incluyan más de una comisión, el coste se dispara. Por suerte, la otra mitad de los préstamos que puedes ver son diferentes, porque no incluyen comisiones, y la mayoría se ofrecen online.

 

El coste de las comisiones y dónde se refleja

 

El coste promedio de una comisión de apertura, que se cobra al inicio del contrato de préstamo, suele ser entre un 0,5% y un 2% del importe total del préstamo. Es un importe pequeño en préstamos de bajo importe, pero sube rápidamente si solicitamos varios miles de euros.

Por otro lado, existe la comisión de estudio, de la que habrás oído, que algunos bancos y entidades cobran adicionalmente para valorar la solicitud y que supone un coste adicional que se liquida en la primera cuota del préstamo.

Los préstamos online rara vez tienen estas dos comisiones y sus intereses son igualmente competitivos, ya que no tienen costes de oficina ni de papeleos como sí ocurre con las entidades bancarias tradicionales.

Estos bancos conocen la dificultad de pagar comisiones por encima de los intereses, motivo por el cual muchas entidades ofrecen financiar las comisiones junto con las mensualidades del crédito. Sin embargo, este mecanismo implica que se generen intereses sobre las comisiones, ya que se incorporan al capital total prestado. Esto encarece el préstamo.

En definitiva, depende de cada uno escoger la entidad a la que pedir un préstamo, pero este factor de comisiones podría decantar la balanza entre dos entidades. Las comisiones se reflejan, junto a los intereses, en el valor TAE del préstamo (Tasa Anual Equivalente) con lo que es el mejor valor a utilizar a la hora de comparar entre dos préstamos que parecen idénticos (mismo importe y mismo plazo de devolución).

La mitad de los préstamos personales incluye comisiones