sábado 4/12/21
Orígenes y beneficios del Kéfir
Orígenes y beneficios del Kéfir

A todos nos complace comer alimentos que estén lo más frescos que sea posible. Y no nos falta razón: comer una lechuga recién recogida es nutricionalmente superior a comer una lechuga recolectada la semana pasada.

En este sentido, el kéfir es el alimento más fresco que existe. Para ser exactos, mejor diríamos que es un alimento que incluso está vivo. Y es que esta bebida, emparentada con el yogur, contiene más probióticos que cualquier otro alimento. De ahí los beneficios del kéfir.

Orígenes del alimento y de la palabra kéfir

El kéfir es una bebida láctea fermentada, con una historia milenaria y cuyas primeras referencias la sitúan como originaria de la zona del Cáucaso.

Sin embargo la palabra kéfir, utilizada actualmente, procede de Turquía y concretamente del vocablo keif, que en turco significa literalmente sentirse bien.

Este dato ya nos tiene que hacer sospechar que el kéfir ha de ser beneficioso para la salud humana.

Cómo se elabora el kéfir

El kéfir se elabora utilizando cultivos semisólidos o sólidos procedentes de la fermentación de la leche. Estos cultivos tienen forma de pelotitas, contienen bacterias y levaduras y suelen ser denominados granos de kéfir.

Los cultivos de kéfir se añaden a la leche, produciéndose un proceso bioquímico que resulta en un producto de textura parecida al yogur. Pero no es exactamente un yogur:

Su sabor es más ácido que el del yogur y además su composición nutricional también es distinta.

Características del kéfir

Una taza grande de kéfir tan solo aporta 140 calorías y contiene la friolera de 8 gramos de proteínas y 10 gramos de carbohidratos. ¿Conoces muchos alimentos líquidos que aporten tal cantidad de nutrientes?

Pero no solo se trata de eso: las bacterias y levaduras del kéfir, a diferencia de las del yogur, colonizan muy rápidamente el tracto gastrointestinal y permanecen en él durante largos períodos de tiempo.

Además, el kéfir contiene kefiran, un polisacárido que parece estar asociado a la reducción de la presión arterial y el colesterol.

También contiene gran cantidad de vitaminas del grupo B y triptófano, este último con efectos reductores del estrés y la ansiedad.

Y si eres intolerante a la lactosa, el kéfir natural puede ser una buena opción para consumir lácteos, ya que su contenido en lactosa es muy bajo. Aunque existe otra opción mejor: prueba a tomar kéfir de la marca Kaiku Sin Lactosa, y así evitarás cualquier riesgo

Beneficios para la salud del kéfir

El consumo regular de kéfir provoca los siguientes beneficios, principalmente debido a su alto contenido en probióticos:

  • Favorece el desarrollo y equilibrio de la microbiota intestinal
  • Combate los trastornos estomacales
  • Regula la motilidad intestinal
  • Evita diarreas y flatulencias
  • Igualmente, soluciona los problemas de estreñimiento
  • Fortalece y equilibra el sistema inmunológico
  • Aporta gran cantidad de nutrientes y micronutrientes
  • No engorda: su valor calórico es bajo

Y si no crees que este alimento pueda ser tan beneficioso, te sugerimos que hagas una prueba cuando sufras problemas intestinales, y da igual si se trata de diarrea o de estreñimiento:

Además de los métodos tradicionales, prueba a introducir en tu dieta esta bebida fermentada. Te sorprenderás de lo rápido y bien que funciona en estos dos casos. Porque en ambos, el secreto es el mismo: la eficacia del kéfir para actuar sobre nuestra flora intestinal.

Orígenes y beneficios del Kéfir