jueves 15/4/21

Razones por las que comprar una segunda residencia es una buena inversión

Descubre todos los motivos por los que invertir en segundas residencias es la mejor inversión que puedes hacer
 
Razones por las que comprar una segunda residencia es una buena inversión
Razones por las que comprar una segunda residencia es una buena inversión

Tras la crisis sanitaria, las segundas residencias se destinaban a las vacaciones y fines de semana, pero está claro que la situación ha cambiado.

España es país de propietarios, pero también de segundas residencias. De ahí que muchos valencianos hayan decidido adquirir obra nueva en Orihuela. Un lugar muy tranquilo en el que poder pasar largas temporadas fuera de la ciudad y también teletrabajar.

Con la llegada de la pandemia, el mercado inmobiliario ha tenido que adaptarse a nuevas necesidades y demandas. Las viviendas de planta baja, chalets y fincas han sido las favoritas desde mediados del pasado año.

Las viviendas grandes y amplias siempre han sido mucho más caras en las grandes ciudades, sobre todo si se encuentran cerca del centro de la ciudad. Los escenarios alternativos donde vivir distan de todo esto.

Los pueblos, villas y ciudades más pequeñas son las grandes favoritas. Las segundas residencias suponen, además, una inversión a corto, medio y largo plazo.

¿Es conveniente realizar inversiones en segundas residencias? ¿Cuáles son las razones por las que comprarte una segunda residencia es la mejor alternativa?

Alternativa de vacaciones y largas estancias

El trabajo a distancia ha sacado mucho jugo a las segundas residencias. Si antes tenías un trabajo presencial y ahora puedes realizarlo desde casa, invertir en una segunda residencia es la mejor opción.

Las segundas residencias comenzaron siendo usadas como la alternativa vacacional, pero ahora están más pensadas para pasar largas temporadas.

Eso sí, la vivienda tiene que contar con una buena conexión a Internet y con servicios básicos cerca.  

Vía de escape

Las segundas residencias suponen una vía de escape para muchas personas que viven diariamente en una gran ciudad.

Alejadas del tráfico y de las aglomeraciones, están pensadas para llevar una vida, temporal o habitual, menos estresante y mucho más relajada. 

Con todo, las recomendaciones sanitarias indican la necesidad de menos contacto físico y aglomeraciones para evitar contagios. Algo que perfectamente puede aportar una segunda residencia siempre que lo desees. 

Podrás disfrutar de entornos al aire libre, practicar tus actividades favoritas de ocio y deporte sin sentir la sensación de asfixia de una gran ciudad. 

Nuevos hábitos de vida

Las fiestas, los entornos privados, las limitaciones al viajar o los límites de aforo son algunas de las acciones que más se han visto perjudicadas.

Las segundas residencias son una opción muy interesante, tanto para pasar fechas señaladas, como las vacaciones en familia. Es una vivienda que te ofrece el espacio amplio y cómodo que necesitas para poder descansar rodeado de los tuyos.

Están situadas en zonas tranquilas, alejadas de cualquier ruidoso entorno urbano. Se presentan como la mejor opción para invertir. 

Las segundas residencias con espacios exteriores amplios, como terrazas, jardines o espacios luminosos, son las más solicitadas. 

Más viviendas

Cada vez son más las viviendas y obras nuevas que se añaden al mercado, debido al descenso de compraventa por parte de los extranjeros. 

Esto aumenta favorablemente la cantidad de ofertas de viviendas en venta.

El mejor momento

El momento actual es perfecto para contratar una hipoteca. Si deseas hacerte con una segunda residencia, no temas. Puedes encontrar condiciones favorables para contratarla.

Los bancos ofrecen unas condiciones de financiación de lo más positivas para los compradores, ya sea en hipotecas a un interés fijo o variable. 

Además, las entidades bancarias son partidarias de financiar de un 60 a un 70 por ciento del precio de compra al tratarse de una segunda residencia. 

A largo plazo

Lo mejor de que puedas invertir en una segunda residencia es que podrás disfrutarla a largo plazo. Siempre que quieras.

El interés por disfrutar de las zonas rurales, pueblos y zonas costeras españolas continúa en aumento. De esta forma, las segundas viviendas se pueden rentabilizar mucho más, sobre todo las de zonas costeras.

El alquiler de viviendas en temporadas altas es muy habitual en España. Invertir en una segunda residencia implica poder alquilar para sacarle mucho más partido. 

Las consecuencias de la crisis sanitaria se ven reflejadas en cualquier ámbito, sobre todo en el del turismo. 

Este hecho ha sido determinante en la economía y las viviendas que, hasta ahora, estaban destinadas al arrendamiento turístico. ¿Listo para invertir en tu segunda residencia?

Razones por las que comprar una segunda residencia es una buena inversión
Comentarios