miércoles. 07.12.2022

Bailes para rogar por los campos

Pobladura celebra la fiesta del Voto, en la que destaca . la procesión, acompañada por el grupo de danzas local.
Una aragonesa y una danzante de Pobladura de Pelayo García, durante la procesión . FERNANDO OTERO

A. Medina | Pobladura de pelayo garcía

No hay fiesta cuyos orígenes se pierdan en el fondo de los siglos en la que no exista una leyenda que la justifique. Así ocurre con la del Voto de Pobladura de Pelayo García. Sólo cimentado en la tradición oral, cuentan que hace muchos, muchos, años una joven del pueblo enfermó gravemente. Y pidió a la Virgen de las Angustias que la sanara. Tal fue su fe que se curó. Entonces, el pueblo entero, en señal de agradecimiento, decidió hacer un voto, una promesa. Cada año celebraría una fiesta en honor a su patrona a cambio de que ésta cuidara de sus campos. Y lo haría honrándola con sus bailes. Así nacieron la fiesta del Voto y el grupo de danzas. Desde ese momento los vecinos no han faltado con su obligación, que ayer volvieron a cumplir.

A las cuatro y media de la tarde la comitiva partió de la iglesia parar recorrer las principales calles de la localidad. Destaca el grupo de danzas, cuya existencia está documentada hace más de dos siglos. Es una manifestación etnográfica de gran interés, cuyos orígenes muchos estudiosos la sitúan en los bailes precristianos.

Los danzantes visten de blanco, con faldas almidonadas, zapatillas, medias, y lazos de colores a la espalda. En sus bailes, al ritmo de la dulzaina y el tamboril, utilizan castañuelas. También destacan las piezas de paloteo, muy habituales en estas latitudes del sur de la provincia de León, el norte de la de Zamora e, incluso, en Portugal. Hoy el grupo goza de una excelente salud, con una importante cantera de niños que garantizan el futuro.

La procesión del Voto es, sin lugar a dudas, el acto festivo más arraigado entre los hijos del pueblo que cada año acuden en puntuales a su cita con la Virgen de las Angustias.

En esta ocasión participó como invitada la agrupación Jotas Virgen de la Peña de Calatayud (Zaragoza). Al terminar el acto religioso, tuvo lugar un Festival de Danzas con el grupo local y el bilbilitano.

Bailes para rogar por los campos
Comentarios