miércoles. 01.02.2023
Cosas de allá | Crónicas marcianas

Cada vez más cerca de Marte

La comunidad científica vivió ayer con júbilo la llegada de la sonda «Spirit» a la superficie del planeta rojo, donde podrá comprobar la existencia de agua o vida
La sonda Spirit llegó sin novedad a la superficie de Marte, envió su señal a la Tierra y tomó y envió sus primeras fotografías del planeta rojo. Un acontecimiento histórico que vivió con entusiasmo y euforia la comunidad científica, que por primera vez puede acometer con garantías y gracias a esta eficaz herramienta el desafío de comprobar la existencia de agua o vida más allá de la atmósfera terrestre. En blanco y negro y de una pasmosa definición, las primeras sesenta fotos marcianas mostraban una planicie con pequeñas formaciones rocosas y detalles del propio ingenio espacial tras su feliz amartizaje. La señal del correcto funcionamiento del artefacto fue recibida con gritos de entusiasmo, saltos e incluso lágrimas de alegría en la sala de control del Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California, en presencia del director de la Nasa, Sean O'Keefe, que felicitó a los encargados de la misión. Todo lo contrario de lo ocurrido la pasada Navidad cuando la Agencia espacial Europea no pudo contactar con su sonda Beagle 2 . Los primeros datos recibidos del artefacto confirmaban el éxito de la misión más ambiciosa dirigida hasta el momento a Marte y contrastaban con los esfuerzos europeos, aún infructuosos, de entrar en contacto con su sonda, la Beagle 2 , llegada antes de fin de año a la órbita del planeta rojo y perdida en su descenso a la superficie marciana. La Nasa parece haber resuelto en la madrugada de ayer, con la llegada de su robot al suelo marciano, la principal dificultad de su proyecto para la búsqueda de rastros de vida, incluido en la misión Mars Exploration Rover. La sonda tocó la superficie, como estaba previsto, hacia las 5.35 hora peninsular española del ayer, después de atravesar la atmósfera marciana durante seis interminables minutos, según los encargados de la misión científica. Un poco menos de dos minutos antes de aterrizar, abrió su paracaídas y, veinte segundos más tarde, se liberó de la parte inferior de su protección térmica, momento en el que quedó al descubierto el robot que se encargará de tomar fotografías y enviar señales de búsqueda, el Mars Exploration Rover (MER-A).

Cada vez más cerca de Marte
Comentarios