sábado. 28.01.2023
HOY toca inventar palabra... y la que he colocado aquí arriba de campana es boba un rato y suena a cuerno, pero tiene su porqué y su pregón, aunque escaso ingenio, pues es una sola letra lo inventado, esa ce que enmienda la conocida expresión «snob», término hoy equivalente a superpijo firulí y que comenzamos suponiendo algo inglés hasta que alguien nos dijo que es término latinajo nacido hace siglos en registros, roles y censos donde se anotaba al pie del nombre de algunas personas una abreviatura que advertía o cerraba puertas, «S. Nob», esto es, «sine nobilitate», sin nobleza, sin casta aristocrática o de hacienda. «Cnob», pues, propondría justamente lo contrario, «cum nobilitate»... «con», que es lo que vale y cuenta, no «sin», que es la moda y la línea y la matraca y la orden o la multa. Pasan hoy por snobs los que aparentan aquello que no son (o no lo fueron hasta anteayer), gente de posturas, teatrillo y apariencias, gente de lado y de mirada sobre el hombro, pero sin cuna y educación, de manera que todos venimos a ser unos sinnobleza , aunque nos abstengamos de parecerlo (generalmente, porque no tenemos con qué, ya que si nos llega un palo gordo de fortuna, jugamos entonces a ennoblecer sangres comprando un escudito heráldico de nuestros apellidos o a refinar gustos decubriendo la salsa de oporto para las perdices zurdas). Los cnobs existen, pero casi nadie conoce a más de cuatro, ni se sabe de más de diez. El cnob es un connobleza , pero no de aristocracias, sino de la nobilidad que sugiere una conducta cabal, un criterio y unos principios. Es esa nobleza moral que tanto escasea, la medida del hombre grande, tenga capa de paño o camisa prestada... esa nobleza que encontrarás más fácilmente en un pobre con honra que en las honras con que se viste el rico. Así pues, demos por bien traída o malinventada, la palabra cnob .... Y exíjase rigurosamente en concursos, oposiciones, tráficos, contratos, acuerdos, plenos, juntas, negocios, leyes, restaurantes, juicios, talleres, minas, cruces, púlpitos, estrados, oficinas, escuelas, despachos, abogacías, cátedras, comisiones (las de juntarse o de cobrar), accidentes, canchas, graderíos, políticas, juegos, camas, cazas, casas, catas, lavabos, bailes, hacenderas, patios... y hasta en las guerras.

«Cnob»
Comentarios