martes. 31.01.2023
GENTE DE AQUÍ

Delantales con sabor a León

Víctor Fuertes, un joven leonés de 28 años, diseña desde hace meses unos llamativos mandiles con el cocido y el botillo como grandes protagonistas
El joven editor muestra sus diseños en Mina, uno de los restaurantes de cocido más emblemáticos de la capital

Aunque en su título universitario figura como biólogo, la inquietud, el ingenio y la necesidad de reinventarse a sí mismo han llevado a Víctor Fuertes Melón —leonés de 28 años— a dar rienda suelta a otra de sus pasiones escondidas; la ilustración. Desde hace casi un año y medio trabaja como editor e ilustrador para SM confeccionando los libros de ciencias, entre otros. Pero visto lo visto su ingenio parece no tener barreras.

Y es que a raíz de sus buenos trabajos entabló relación con la empresa local José García Tascón —Suero de Quiñones— que le propone dar vida a unos delantales made in León. «La idea era plasmar recetas de la cocina tradicional y acompañarlas con diferentes dibujos», aclara. Hasta la fecha ha creado tres modelos diferentes en los que el cocido leonés, el botillo y la paella se erigen como grandes protagonistas.

Apenas hace dos semanas que salieron a la venta y el éxito no ha tardado en llamar a la puerta. «En los primeros siete días se vendieron 120 delantales del modelo que retrata el cocido y hasta ayer la cifra rozaba las 300 unidades entre los tres». Tienen un precio de 14 euros y desde García Tascón se encargan de distribuirlos por numerosos establecimientos de todo el país. La idea ha calado dentro y fuera del antiguo Reino, así que ya tienen en mente ilustrar otros tres platos típicos de la gastronomía española; la fabada, una buena parrillada y la siempre recurrente tortilla de patata.

Pese a que su verdadera vocación es la enseñanza, Víctor no se cierra ninguna puerta y, hasta que las oposiciones de secundaria decidan regresar de su letargo, continuará ‘entre fogones’ o en lo que toque, porque este joven también ha hecho diseños para babis —con motivos de animales— e incluso casacas para peluquerías.

«Todos llevan el mismo proceso de fabricación, se imprimen sobre un papel especial y luego se pasan a la tela por sublimación», puntualiza.

Delantales con sabor a León
Comentarios