miércoles. 01.02.2023

Ellos las buscan sin neuronas

Un curioso estudio realizado entre novecientos hombres y mujeres demuestra que, cuanto más inteligente es una chica, menos posibilidades hay de que se case
El estudio asegura que los hombres eligen como esposas a las mujeres que se asemejen a sus madres
Las mujeres más inteligentes tienden a no casarse, mientras que los hombres brillantes tienen hasta un 40% más de posibilidades de contraer matrimonio, según un estudio realizado por cuatro universidades británicas y publicado ayer por el diario Sunday Times . Las mujeres buscan hombres inteligentes, con un cerebro claro, agudo y activo. Por contra, los varones no parecen buscar mujeres brillantes. Según esta misma investigación, un cociente intelectual alto en los hombres dispara sus posibilidades de casarse, al contrario que en las féminas. El artículo asegura que, después de un estudio realizado entre novecientos hombres y mujeres a los que se les hizo una prueba de cociente intelectual cuando tenían once años, y que fueron entrevistados cuarenta años después para saber con quiénes se habían casado, se descubrió que las posibilidades de contraer matrimonio son un 40% menores si ellas deciden continuar con sus estudios superiores e ingresar en la universidad. La diferencia abismal no viene sólo del lado de los hombres. Si los jóvenes tienen hasta un 35% más de opciones de casarse por cada aumento de dieciséis puntos en su cociente intelectual, ellas pierden hasta un 40% de posibilidades cuanto más preparadas están. Los investigadores de las universidades de Edimburgo, Aberdeen, Bristol y Glasgow publicaron el estudio en el Journal of Personality and Individual Differences . Que sea como mamá Los investigadores de con un alto cociente intelectual tuvieron más adelante en sus vidas un descenso dramático en sus perspectivas de matrimonio. Al respecto, Paul Brown, prestigioso psicólogo y profesor de la universidad de Nottingham, fundamenta su explicación en que los varones prefieren mujeres que preferentemente se asemejen a sus madres, y que les den apoyo en casa cuando salgan a trabajar, mientras que las mujeres de éxito buscan en cambio a hombres «interesantes» y prefieren esperar más antes de elegir. «Es difícil. Las mujeres quieren más independencia, pero a la vez todos buscamos relaciones. La paradoja de la posición postfeminista está en crear un sistema social en el que la independencia y la interdependencia puedan florecer», estimó. Otra posible causa de la reducción de las tasas de matrimonio para las mujeres inteligentes puede deberse a que pasan más tiempo estudiando que otras féminas, y por lo tanto retrasan su matrimonio más allá del punto de su máximo atractivo y de su mayor fertilidad, según un estudio consignado en Australian Twins Registry, llamado La educación superior reduce la salud reproductiva de las mujeres . Más estudios publicados durante este mes hacen referencia a las diferencias de sexos. Uno de ellos asegura que el corazón de ellas envejece más lentamente. Otro, que los hombres sufren más por la presión del trabajo diario porque éste suele ser menos flexible con los horarios de los varones.

Ellos las buscan sin neuronas
Comentarios