sábado. 25.06.2022

Escuela abierta con semilla berciana

Patricia Franco participa en un proyecto de renovación pedagógica en la municipalidad de Guadalupe (El Salvador).
Patricia Franco, cooperante berciana que participa con la oenegedé ‘Haces Falta’, en Guadalupe en El Salvador. ICAL

david Álvarez | valladolid

«Transformar la sociedad a través de la renovación de la forma de impartir la enseñanza». Así de ambicioso es el objetivo de la Red Internacional de Educación (RIE), una oenegedé que trabaja en todo el mundo y con la que la berciana Patricia Franco participa en un proyecto de renovación pedagógica en la municipalidad de Guadalupe (El Salvador). Tres años después de su primer viaje, Patricia retornó a principios de este año al país latinoamericano para comprobar los avances llevados a cabo desde entonces y para reencontrarse con viejos amigos y compañeros. «El objetivo es construir una escuela más lúdica, más divertida y más activa, generadora de pensamiento y razón, porque el fin de la educación debe ser formar seres humanos», resume.

Graduada en Educación Social y Pedagogía, Patricia tuvo sus primeras experiencias en voluntariado internacional en el años 2014, de la mano de Cooperación Bierzo Sur, que lleva a cabo su labor en el pequeño país africano de Santo Tomé y Príncipe. En aquella ocasión, su trabajo consistió en sensibilizar a los voluntarios de la Cruz Roja en el cuidado de los mayores y en la puesta en marcha de un programa intergeneracional en una pequeña comunidad local. Lo valioso de la experiencia le hizo repetir al verano siguiente y un año más tarde sus ganas de seguir colaborando la llevaron a buscar un proyecto en el que embarcarse, lo que la impulsó a conocer el trabajo de RIE. Tras pedir una excedencia en el centro de día de menores de O Barco de Valdeorras (Ourense) en el que trabaja, en enero de 2016, Patricia viajó por primera vez a El Salvador para poner en marcha un proyecto a cuatro años vista en Guadalupe, un municipio situado en las faldas del volcán San Vicente que en el año 2001 sufrió un devastador terremoto cuyas consecuencias aún están presentes en las escuelas de la zona.

Las escuelas de los cantones —entidades locales similares a las pedanías de aquí— suelen disponer de menos recursos que las situadas en núcleos más poblados.

Escuela abierta con semilla berciana
Comentarios