lunes. 26.09.2022

SIGUE y prosigue estos días la cruzada del lazo con sus cofradías enlazadas, cofradías a su bola o cofradías de lado. En la viña del Señor hay de todo... y cien calvarios. No se ponen de acuerdo. ¿Alguna vez lo hicieron?, ¿y cuántas no se partieron la crisma con las cruces o con un «a que te meto el cirio»?...

Sin embargo, « los cofrades de Valladolid, como tienen más tragaderas, son católicos de veras con ganas de ser Madrid... y se han puesto al alimón a colgar de la cruz un lazo, dándole a Zetapé un cristazo por aborto y por pendón, por mamón y por masón... al alimón, porrompompón... a Dios rogando con lazo; y al que aborte, con el mazo... alirón, alirón, ese lazo campeón »...

Coñó, el Fachadolid natal de Zapatero es terrible cuando saca su pendón morado y se pone nazareno, fachorrillo o ancestral. Allí hubo siempre cantera de onésimos, tribunales picudos o dogmas con cucurucho y autos de fe montados en su Plaza Mayor, teñido todo con ese gesto de luto y trapo negro que les dejó en herencia la corte de Felipe II. Qué

Aquí, ya ves, ese lema «por la vida» se celebrará cristianamente matando... judíos... y aplaudiendo a la vez el paso de la Sagrada Cena... contentos todos, Dios y el Diablo... pero ojo, que antes matábamos de verdad a los judíos con pedrada de hostigamiento y cuchillada asesina en las vísperas de expulsarles a todos de la España isabelona y requetecatólica (enjarrillados los cofrades tras los oficios, les tumbaban la puerta de la sinagoga de la calle Misericordia... y a correrles).

La campaña episcopal de poner lazos a las cruces viene a servir en bandeja al Gobierno una pasión pública puesta en procesión hacia ese asunto baladí de jaleo bobo para distraerla del problemón de verdad, ese hostión económico, ese paro y el parón, lo del trinque y el ladrón... ¿Le habrá dado ya las gracias Zapatero a Rouco por el favor?...

Favor le hacen y munición le dan también al clásico «escuernacruces» que arremetió de siempre contra el clero. «Escuernacruces» era el apodo de uno de Noceda del Bierzo, como recoge Manuel Cuenya en un genial y recién editado cuaderno-vocabulario del sitio. Al escuernacruces le imagino, pues, recitando esa copla que recuerda Nino: Ay san Antonio bendito, yo te conocí ciruelo; los milagros que tú hagas, me los cuelgo de ...

Escuernacruces
Comentarios