lunes. 30.01.2023
Gente de aquí y de allí | Estrellas por un día

León danza con la élite rusa

Una treintena de alumnas y alumnos de la Escuela Municipal de Música, Danza y Artes Escénicas bailan «El Cascanueces» con el Ballet Imperial Ruso mañana en el Auditorio de León
Un momento del ensayo de ayer en la escuela municipal con Vitautas Taranda, el Drosselmeier de &laqu

león

La Navidad regresa a León y no por la nieve, sino de la mano de la danza y de una de las piezas más populares de Chaikovsky.

, en la singular versión del Ballet Imperial Ruso, sube mañana al escenario del Auditorio Ciudad de León a un elenco muy especial de artistas locales.

Una treintena de alumnas y alumnos de entre seis y doce años de la Escuela Municipal de Música, Danza y Artes Escénicas darán sus primeros pasos junto a un ballet profesional, el que el coreógrafo Gediminas Taranda fundó en 1994 en el Teatro Nueva Ópera de Moscú. La nutrida presencia de niñas y niños bailando convierten

del Ballet Imperial Ruso «en el espectáculo que más se adapta al cuento original. Es

más Cascanueces», en opinión de Tatiana Solovieva.

La «pequeña compañía» leonesa realizó ayer su primer ensayo con las bailarinas y bailarines del Ballet Imperial Ruso. Fueron casi tres horas de trabajo, pero al terminar no había rastro de cansancio en sus caras. Sonrientes y rebosantes de emoción varias alumnas solicitaban autógrafos a Vitautas Taranda, que interpreta a Drosselmeier, el personaje que trae la magia de la Navidad y con quien más tiempo bailarán. «Es maravilloso trabajar con los niños: todo depende de la profesionalidad de sus profesores y aquí tienen unas que son magníficas», apostilló el artista, quien se lleva de España un recuerdo imborrable: el debut de sus hijos como bailarines.

Las dos profesoras del área de danza de la escuela municipal han ensayado la obra con el alumnado durante las vacaciones de Navidad. «Es la primera vez que la escuela es invitada para bailar junto a un ballet de esta categoría. Es un orgullo y un privilegio», afirmaron Teresa Benéitez y Natalia Redondo.

Y es que bailar junto a las estrellas de la danza, agrega Solovieva, es «una experiencia maravillosa que les hace amar más la danza, que es no es sólo ejercicio, es arte, un arte que implica estilo, intepretación ritmo...». La productora del ballet en España hace hincapié en el intercambio cultural que se realiza sobre el escenario: «Una unión entre dos culturas, la rusa y la española que da más resultados que la política porque significa el contacto directo entre gente concreta».

se representa en León en una única función para la que ya está colgado el cartel de «No hay entradas», como ya es habitual en los espectáculos de danza clásica que llegan a León. Incluso las familias de las niñas y niños que debutan han tenido dificultades para conseguir butaca.

León danza con la élite rusa
Comentarios