sábado 24.08.2019
CORNADA DE LOBO

De pasito a zancada

Mirando la enorme vidriera de pega que alumnos de los maristas han elaborado con cartulina y celofán de colorines para celebrar el centenario de su colegio en esta ciudad, cualquiera dudaría si está en la vieja capital de un reino español con muletas o britaneando en alguna sacristía de la abadía de Westminster, pues todas sus frases y pensamientos escritos ahí van en la lengua de Shakespeare. Se trata de un proyecto escolar entre las asignaturas de inglés y educación plástica exaltando así al inglés con arte vitral y clavándolo en todo lo alto, como en esas bóvedas donde se pintan las glorias celestiales, gestas o querubines, cuánto honor, aunque es lástima y envidia no haberlo visto antes con textos en español, en castellano, cosa que sabe a desdén a la lengua madre que vuestros nietos verán como una traición bien barata.

Son cien metros cuadrados de vidriera de papel puesta en algún ventanal y en un gran pasillo como techo-toldo bajo lucernario natural. El efecto es sugerente y colorista (buen rastro se ve ahí del genio vitralista de Zurdo, que en León es escuela pública) con motivos muy diversos (naturaleza, bichos, héroes), pero lo más interesante de todo, su lección y ejemplo, es haber sido trabajada por casi doscientos estudiantes de secundaria, cooperación por bandera, vale el equipo más que el artista individualista o el genio solateras. Bien, dijo Octavito, bien. Vio él esta vidriera por tener ahí un sobrinete y se lamentaba en su certeza: ¿cuándo podrá verse en un colegio inglés algo parecido con textos en español?... jamás, no hay equilibrio en esa balanza de pagos, ni siquiera un guiño gibraltareño a una lengua que hoy hablan casi seiscientos millones, así que el british inflará su paveo viendo el gigantesco marcador a su favor... y si hasta ahora daba pasitos, hoy ya son zancadas de botas de siete leguas; incluso las propias instituciones castellanas o leonesas que deberían velar y proteger la lengua española por ser esta tierra su cuna y crisol rotulan en puto inglés campañas, proyectos, culturas, fastos... y aquí es donde no es delito, sino obligación, cagarse en la autoridad.

De pasito a zancada
Comentarios