domingo. 05.02.2023
Un papón algo pendón o su amigo el pendulón, pon porrompompón, han levantado el telón con un «chúpame el velón»; y viéndose un bujarrón al fondo de este marrón, ha empezado tal función, porrompompón, puro tragicomicón, y con tal desproporción, que en la orden de retreta de esta ciudad de opereta se ha decretado atención a esta pifia de bragueta, sodomita bayoneta que no clava, sino aprieta; y hay un abad tolón que busca atizar pasión en esta Pasión con coleta encendiendo otro velón al obispo y al copón para que haya exclusión y bendita excomunión del papón que es maricón, excitando la atención de la lerda población que quiere ver notición donde sólo hay pedorreta de un manflorito en porreta que sólo es pedete y corneta, lisa mente, lisa teta, poca chicha, mucha treta por subirse al campanario donde se anuncian los culos a sólo cuatro denarios, ay, Jesús del Gran Poder, que en vez de venir al rosario, aquí vienen a joder y a mirar de malmeter el ojete en el armario y a esconder tras el sagrario lo que no se debe esconder, ay, Virgen de los Carrizales, patrona de perdularios, líbranos de estos mortales, de los bobos y falsarios, del mano-en-pijo y sus males, del papón por los maizales y de esos abades varios que se creen relicarios, guardianes y propietarios del honor o esos trigales que acaban siendo rastrojo de putangas y vivales o de esos palomos cojos que al efecto echan el ojo a esas filas de cofrades pegaditos, fraternales, que se rozan los sayales arrimando el material al de alante o al de atrás, apretándose al timbal horas y horas geniales, procesión interminable de meneíto y reojo en la que el roce hace el goce, el goce se pone al rojo y aquí cuela un culo flojo buscando a cuatro o a doce que entiendan... lo del destroce y dicéndose «aquí cojo, aquí pillo y aquí mojo», ay, Señora de la Quinta Angustia, ay, Señor de los Despojos, la paponada está mustia, la paponada es sonrojo porque en circo nazareno cabe también el barreno, la retambufa del neno, el lili, el lila, el obsceno, el que trinca sin remojo, el que miente y el que explota, el putero y el bisojo, la pija, el tonto y el flojo, guapos, feúcos y sotas... y con todo esto concluyo... que aquí se arramó la pota. (Continuará) La marea negra también.

¿Quién chupa ese velón?
Comentarios