viernes 7/5/21

Transgresión en el Musac

El talento provocador de Carlos Díez es aplaudido en Cibeles en el desfile promocional del museo
BENITO ORDÓÑEZ
No hubo elegancia ni refinamiento, pero a quién le hacen falta esos parámetros cuando uno se presenta al mundo con una manifiesta voluntad transgresora y agresiva que ya aspira a entrar en la mercadotecnia. Así de controvertida se mostró la colección con la que el diseñador Carlos Díez debutó en Cibeles, en un desfile patrocinado por la Junta para promocionar el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac). El bolso oficial del Musac, una cartera de grandes dimensiones estampada con figuras humanas en blanco y negro, entró en la pasarela de la mano de la segunda modelo. La segunda referencia al centro de arte fue él mismo. Carlos Díez cerró su desfile vistiendo una desteñida camiseta gris de tirantes con la palabra «Musac» pintada en el pecho a base de geometrías. Estos módulos pictóricos tienen la carga actualísima del diseño gráfico. No en vano, destaca en su trabajo la estampación del artista mexicano Antonio Sánchez. De la mano, el gesto provocador de un nuevo concepto de Lolita. Y en su cara, unos lentes multiplicados hasta la obsesión. Este modelo de gafas de sol le ha facilitado el primer premio del concurso de General Ópticas; se empezarán a comercializar en enero. Sus diseños inspirados en el Musac se venderán en la tienda oficial cuando el museo esté abierto. Su debut fue acentuado por una elección cromática decidida y precisa. Negro, blanco y toques amarillo/verde ácido para unas propuestas que, según el diseñador, se basan en conceptos muy de calle y urbanos que, gracias a las cremalleras, se convierten en espectaculares creaciones de noche. Tiene prendas auténticas, diferentes entre sí, hechas de nuevas mezclas y pantalones anchísimos, muy en la onda de lo que ya hizo el japonés Junya Watanabe (Commes des Garçons). En un desfile que el diseñador calificó de «violento en el sentido estético» destacó la línea más delicada, con vestidos largos o cuerpos de seda plastificada realmente novedosos. Aunque pocos medios se harán eco hoy de que se trata de una colección patrocinada por el Musac, Carlos Díez y aquello que le queda de su inspiración en el museo forman ya parte de la historia más reciente de la moda.

Transgresión en el Musac
Comentarios