miércoles 26.02.2020
Los tribunales desestiman una demanda de la escritora vasca contra la revista «Interviú» y confirman que «copió literalmente varios poemarios originales» del autor bañezano

Los tribunales prueban que Lucía Etxebarría plagió a Antonio Colinas

Lucía Echevarría sí plagió a Antonio Colinas. La escritora vasca de origen valenciano no sólo lo negó categóricamente, pese a las múltiples pruebas aportadas en un reportaje publicado en septiembre del 2001 por la revista Interviú, sino que llevó el caso a los tribunales por daños contra su honor. Ahora, una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 52 de Madrid da la razón a José Calabuig, entonces director de la publicación semanal y autor del artículo. Antonio Colinas afirmó ayer: «Dejo hablar a la justicia y respeto su decisión». El poeta bañezano, que conoció el contenido de la sentencia por este periódico, se mostró sumamente cauto, a la espera de leer íntegramente el texto judicial, pero puntualizó que «servirá para esclarecer qué es un plagio y deshacer el subterfugio de la intertextualización. Yo creo que sienta un precedente, porque en este tema había cierta confusión». Más de un centenar de versos y poemas de Estación de invierno, primer poemario de Etxebarría, son un copia literal de diversos originales de Colinas, tal y como reconoce la jueza madrileña. El fallo judicial explica que «un ataque veraz», como esgrimía en su demanda la autora de La Eva futura, «no es un ataque al honor, porque no hay honor que proteger». Además deja absolutamente claro el concepto de intertexualización -al que apelaba la ganadora del Nadal- y, en consecuencia, el de plagio. Etxebarría no citaba en ninguna parte del libro la procedencia de las metáforas y poemas, extraidos de diferentes textos del Premio Nacional de Literatura. Por último, la jueza declara probado que Interviú intentó contrastar la información con la escritora, tal como se reflejaba en el propio artículo, en el que se puso en evidencia que Echevarría deseaba ocultar que la revista había hablado con ella. Estación de invierno es una sucesión de «citas» continuas a Sepulcro en Tarquinia, una de las mejores obras del escritor leonés afincado en Salamanca. El reportaje de Interviú desvelaba que «Lucía Etxebarría se ha nutrido para su libro de la mejor tradición literaria y algunas de las metáforas contenidas en él son inolvidables, pero no salieron de su pluma: la autora las tomó de un escritor consagrado, las distribuyó a su antojo por muchos de us poemas y, en ocasiones, incluyó varias en uno solo». Cuando se destapó este escándalo, poco después del que había salpicado por idéntico motivo a Cela, Colinas expresó su dolor, pero en ningún momento emprendió medidas legales. Etxebarría escribía: «Si me vieras ahora desmembrada/ penetrada, de tu recuerdo/ con la cabeza desencajada y flaccida». Pero 26 años antes Colinas escribió: «Con la cabeza derrotada y flaccida, con la cabeza rota sobre el mármol/ si me vieras ahora junto al fuego/ penetrado de tí, de tu recuerdo».

Los tribunales prueban que Lucía Etxebarría plagió a Antonio Colinas
Comentarios