viernes 16/4/21
El baile del ahorcado

Utopías

He dedicado parte de mis vacaciones a la lectura de varios libros que me esperaban en una caja aún por desembalar tras un traslado que se fraguó hace ya cuatro años. Que el bien os acompañe, Un día más con vida y Un mundo feliz —a los que se unió Civerleviatán— tienen mucho más que ver entre sí de lo que parecía antes de comenzar el descanso. La experiencia armenia de Vasili Grossman centra la historia que el escritor ruso narra en Que el bien os acompañe, un recorrido interior que nos permite asomarnos a la conmoción con la que realizará uno de los últimos viajes de su vida, un éxodo interior que se convirtió en un evangelio, una catarsis en la que Grossman logra, a través del dolor, la comunión con un mundo del que se despedía. El reportaje de Ryszard Kapuscinski sobre la guerra en Angola se traduce en el breve Un día más con vida, una crónica periodística que avanza parte de lo que años después asimilaría en la imponente Ébano, el puzzle con el que explica el tiempo imposible y circular de África. Todas las claves, todos los intereses, todas las fuerzas —las obvias y las que actúan de manera aparentemente invisible— que barajan las cartas marcadas de la historia del continente negro están presentes ya en la historia de este país encadenado por el hierro de la esclavitud.

Aunque separados por casi un siglo de distancia, Civerleviatán y Un mundo feliz son dos mundos que convergen en uno: todas las utopías se convierten en distopías apenas pasan de las musas al teatro y demuestran que el terror siempre llega de la mano de quienes buscan imponer el bien, la bondad o la belleza. El ensayo de José María Lasalle advierte del advenimiento del final de la historia a través del ensueño que prometen los mogul de la tecnología, y alerta de una vuelta de tuerca a la imposición de la era Ford que Aldous Huxley pintó en su novela. Proletariado cognitivo, predice Lasalle a modo de Cassandra sobre el campo en el que nos concentrará la revolución digital si a fuerza de cookies permitimos que el pacto liberal fraguado con la Ilustración se rompa.

Utopías
Comentarios