miércoles 19/1/22
Juan José Badiola. JAVIER CEBOLLADA

El director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, el leonés Juan José Badiola, ha reconocido que la onda epidémica del coronavirus que ha afectado a España este verano «nadie esperaba que fuera así» y ha apostado por vacunar a adolescentes, jóvenes y niños cuanto antes, así como por hacer un uso adecuado de la mascarilla y mantener las distancias de seguridad.

Según ha explicado en declaraciones a Europa Press, «la explosión de casos» en julio en toda España tuvo su inicio en los brotes ocurridos en grupos de estudiantes que viajaron a Baleares en junio, una onda epidémica que ha afectado especialmente a los jóvenes de entre 15 y 30 años, pero que también ha terminado por llegar a personas de más edad y generar ingresos hospitalarios, en Unidades de Cuidados Intensivos y fallecimientos, ha lamentado.

Medidas

Pide mantener las mascarillas, la distancia física y las medidas higiénicas

Ha señalado que, precisamente, los jóvenes no estaban vacunados contra la COVID-19, a lo que se suma que es un colectivo «con mucha movilidad» y que mantiene muchos contactos, no solo con otros jóvenes, sino con personas de más edad y más vulnerables.

Además, más de la mitad de ellos son asintomáticos y «no son conscientes de que están infectados y pueden contagiar», una situación a la que se ha unido la llegada de la variante Delta a España y la no obligación del uso de la mascarilla en exteriores.

Para Badiola, resulta «muy preocupante, la aparición de casos en las residencias de mayores», si bien prácticamente todos sus usuarios están vacunados, algo que evita una «evolución desfavorable» de la covid-19, aunque ha habido hospitalizaciones, ingresos en UCI y fallecimientos. «Esto ha sido lo peor», apuntó.

Medidas

El director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza considera que ante esta situación las comunidades autónomas han ido adoptando diferentes medidas y se ha iniciado la vacunación en los jóvenes. Para Badiola, es preciso «intensificar el programa de vacunación de los jóvenes entre 16 y 30 años» y también llegar a los niños. De estos últimos, ha dicho que han demostrado «una gran responsabilidad en las olas pasadas» y los colegios han actuado «bien» el pasado curso académico. Ahora, hay que «completar» la experiencia adquirida con la vacunación, que apremia puesto que la inmunidad no se logra hasta «cuatro o cinco semanas más tarde».

Badiola reconoce que nadie esperaba una quinta ola
Comentarios