sábado. 02.07.2022

Cruz Roja, que ha atendido a más de 5,2 millones de personas en los dos años de pandemia, ha alertado del cambio de perfil de sus usuarios. Si en los primeros meses eran mayoritariamente mayores y dependientes, ahora tiene rostro de mujer: seis de cada diez lo son, con una media de 55 años.

En 2021 han emergido con fuerza otros perfiles con necesidades diversas: colectivos más jóvenes, personas necesidades de empleabilidad, pequeños autónomos afectados por las restricciones en sus negocios y, sobre todo, familias con menores de edad, principalmente encabezadas por un mujer y las de migrantes.

Según el segundo estudio El impacto de la COVID-19 en la población atendida por el Plan Cruz Roja Responde, han aumentado las personas que acuden por primera vez (se sitúa en el 33,8 % frente al 21,6 % el año anterior) a las que se unen las que ya arrastraban la crisis anterior y para las que la pandemia ha supuesto un empeoramiento (son el 66,2 % restante de la población atendida).

Los nuevos son, por ejemplo, parejas, cuya situación antes de la pandemia era precaria en términos laborales. La media de edad es de 44 años y tienen responsabilidades de cuidado infantil; son personas que nunca habían necesitado ayudas sociales, y por tanto, incluso desconocen la red de atención social.

Mayores de 65 años

Los mayores de 65 años han pasado de ser el 44,5 % de las personas atendidas, a representar el 34,9 % en 2021, mientras que los jóvenes de entre 18 y 30 años pasan del 5,6 % al 13,3 %, muchos de ellos desarrollaban actividades de economía sumergida sin protección social, o con contrataciones de agricultura de temporada o irregulares. Los autónomos de la hostelería o el comercio también se han convertido en un grupo importante por los cierres de su única fuente de ingresos. La crisis también ha incrementado la exclusión residencial y ha hecho subir el número de personas sin hogar (en Madrid aumenta la atención hasta en un 250 %) y la vulnerabilidad de mujeres en el ámbito de la prostitución. Siete de cada diez usuarios son españoles y lo más frecuente es que tengan estudios primarios (44,3 %) o secundarios (35,7 %).

Cambia el perfil de los afectados por covid: mujeres más jóvenes
Comentarios