lunes. 27.06.2022
El análisis de los datos

Castilla y León pierde el control de la cepa india

Suben los contagios de mayores de 65 años y la ocupación de la UCI de León

dl22p42g1Clic sobre la imagen para ampliar

Preocupados y vigilantes. Cuando todos los indicadores de riesgo llevaban un ritmo pausado pero a la baja, en los últimos cuatro días los semáforos han tomado una racha lenta pero ascendente que mantiene en alerta a los profesionales sanitarios. Llama la atención el aumento de contagios de personas mayores de 65 años, que está en el 31,17 (el día anterior era de 30,37) y muy lejos ya del 25,58 del 6 de junio. Los sanitarios alerta de que esta población no debe bajar la guardia. La mayoría está vacunado con la primera dosis de Astra Zeneca y el periodo para recibir el segundo pinchazo es de doce semanas por lo que la protección en ese periodo de tiempo todavía o está garantizada.

El informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) de esta semana alerta de que se ha perdido la trazabilidad de transmisión de casos de cepa india (transmisión comunitaria) en, al menos, Madrid, Cataluña, Castilla y León y la Comunidad Valenciana. Las alertas comienzan a encenderse, aunque en Sanidad siguen sin considerar la situación «grave». A solo unos días de que el país el próximo sábado se quite la mascarilla, el último informe del Ministerio de Sanidad sobre las variantes del «interés» del SARS-CoV-2, publicado a media tarde de ayer, revela que la temida cepa india, que desde que fuera detectada en España en la semana del 3 al 9 de mayo se mantenía en una prevalencia por debajo del 1% del total de los casos, ha escalado hasta el 4% de los positivos que se han secuenciado en España durante el último cribado semanal, el que va del 31 de mayo al pasado 6 de junio.

Los semáforos alertan de un cambio de tendencia, aunque mucho más lento que en las anteriores olas de la pandemia. En la provincia de León sube la incidencia acumulada a catorce días hasta 90,48 casos y se aleja poco a poco de la normalidad fijada en 50. En el municipio de León este indicador está en 151,58 y en San Andrés en 124,39. El índice reproductor es de 1,03 (el día anterior era 1,02). La UCI de León suma un paciente (12) y las plantas tanto del Bierzo como de León se mantienen estables.

La Junta de Castilla y León comunicó ayer ocho nuevos contagios —llega con retraso el efecto fin de semana— y una muerte en el hospitales.

La comunidad registró cutro fallecimientos en la pasada semana, lo que supone la cifra más reducida en siete días desde finales de julio de 2020. La pandemia del coronavirus siguen a la baja y la incidencia acumulada se sitúa este lunes en 34 casos por cada 100.000 habitantes a 7 días y en 78 a 14.

La pandemia en España sigue su lento retroceso. La incidencia acumulada cayó durante este fin de semana otros 3 puntos, desde los 95,91 casos cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días que marcó el viernes hasta los 92,46 casos de este lunes. Durante el fin de semana el número de nuevos infectados cayó hasta los 7.209 y 37 fallecidos en un día.

Castilla y León pierde el control de la cepa india
Comentarios