martes 24/5/22

La Junta de Castilla y León ha actualizado su sistema para notificar y cuantificar los positivos por covid, ya que ahora los autotest de farmacia servirán como referencia de nuevos contagios para la mayor parte de la población y solo las personas vulnerables y sus contactos estrechos y las personas que necesiten una baja laboral tendrán que realizarse una PCR de confirmación de la enfermedad.

Según explicó ayer el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno autonómico, la Junta ha actualizado la aplicación móvil ‘Sacyl Conecta’ para que las personas que den positivo en un test de farmacia puedan notificar su situación a través de la aplicación, para que la Junta luego recopile los datos de contagios diarios.

De este modo, solamente en tres supuestos se requerirá de una prueba PCR de confirmación de la enfermedad: personas vulnerables, personas en contacto con vulnerables y personas que necesiten una baja laboral. En el resto de casos, valdrá la prueba de farmacia a efectos de notificación de la enfermedad.

En el caso de que se necesite una PCR de confirmación —tres supuestos anteriores— la persona que dé positivo en un test de farmacia deberá introducirlo en la App ‘Sacyl Conecta’, que le creará una cita «en la mayor brevedad posible» para realizarse dicha prueba de confirmación de la covid.

En el caso de que esa prueba de confirmación dé positiva, esta circunstancia se comunicará al afectado, que podrá descargar a través de la aplicación móvil su baja laboral, al tiempo que Sanidad generará automáticamente otra cita a los siete días del positivo para tramitar el alta, que se hará mediante llamada telefónica.

Castilla y León reduce las PCR a las personas vulnerables para las bajas
Comentarios