viernes. 07.10.2022

El uso combinado del antiinflamatorio tocilizumab y el corticosteroide dexametasona produce importantes beneficios en los enfermos que necesitan oxígeno y ventilación asistida. Un estudio de la Universidad de Oxford apunta que la combinación de dos medicamentos, puede reducir en un tercio los fallecimientos en pacientes de covid-19 que necesitan oxígeno y hasta la mitad en los pacientes más graves, aquellos que requieren ventilación mecánica invasiva. Los investigadores británicos han llegado a esta conclusión tras examinar el tocilizumab, un fármaco utilizado para reducir la inflamación en artritis reumatoides y que comercializa la farmacéutica Roche con el nombre de Actemra. Dentro del ensayo ‘Recovery’, han descubierto que este antiinflamatorio, por sí solo, reduce en un 4% el número de fallecimientos en enfermos que requieren oxígeno y sufren una gran inflamación. Además, con este medicamento, se reduce también la estancia en el hospital y la posibilidad de que un paciente tenga que necesitar ventilación asistida (de un 38% a un 33%). Pero los mejores resultados llegan cuando se combinan el tocilizumab y la dexametasona, un corticosteroide utilizado en gran variedad de afecciones, como la artritis reumatoide, el lupus, el asma o las alergías, por sus efectos antiinflamatorios e inmunosupresores.

Una combinación de fármacos reduce el 50% las muertes por covid
Comentarios