jueves. 07.07.2022
Verónica Casado, en la rueda de prensa ayer. NACHO GALLEGO

La «preocupante situación» de la quinta ola de la pandemia en Castilla y León, con una «clara transmisión comunitaria», será atajada con nuevas medidas cuyo encaje legal estudian los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León. La consejera de Sanidad, Verónica Casado, admitió ayer que valoran implantar un toque de queda temporal y por municipios similar al de la Comunidad Valenciana, tras recibir por dos veces la negativa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León a un toque de queda general para la Comunidad. La pega que ven a un toque de queda tan territorial es que produzca un efecto de movilidad a municipios sin la medida.

La consejera
Casado apela a la generosidad de los jóvenes para parar la ola: «Es vuestro momento»

En cuanto a la posibilidad de aumentar el nivel de alerta de la Comunidad a 2, señaló que no se considera la medida más efectiva «porque penaliza a sectores que no son sitios donde se están produciendo contagios», precisó Casado. El ocio nocturno, tanto regulado como irregular, es el foco de expansión del virus.

CyL estudia un toque de queda municipal para frenar la quinta ola
Comentarios