sábado 29/1/22

El Gobierno se resiste a establecer restricciones de cara a la Navidad y cree que la vacunación y las mascarillas son suficientes para frenar el repunte de contagios de la sexta ola. En el Consejo Interterritorial de ayer, el País Vasco fue la comunidad que expuso con más fuerza la necesidad de decretar limitaciones de cara a las próximas fiestas (el puente de la Constitución y Navidad), pero existió un amplio consenso entre el Ministerio de Sanidad y las autonomías para no endurecer las medidas. «Se ha acordado intensificar los mensajes de concienciación», admitió únicamente la ministra Darias. Nada de vacunación obligatoria, como expuso el miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, o de utilización de las mascarillas en los exteriores, como fijó el Gobierno italiano para las ciudades. «Estamos en una cobertura vacunal muy diferente a la de otros países», argumentó la ministra.

El Gobierno fía a las mascarillas y las vacunas el control de la ola
Comentarios