viernes 20/5/22

El presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), Marcos López Hoyos, ve innecesario que las autoridades obliguen a vacunarse a la población contra la covid-19 ya que la inmensa mayoría de los que tienen edad de hacerlo, alrededor del 90 por ciento, ya lo ha hecho.

En la presentación del I Simposio internacional de Inmunología y Salud 'A-WISH', que se celebra entre hoy y mañana en el Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), López Hoyos ha incidido en que la manera de contener los contagios son las medidas higiénico-sociales y no la vacunación, sobre todo el uso de las mascarillas, la ventilación en interiores y la distancia social.

No obstante ha afirmado que la alta tasa de vacunación en España ha provocado una tendencia al "relajamiento" que no se corresponde con la situación real, ya que "mientras que el planeta no esté vacunado de forma masiva pueden aparecer variantes", y ha hecho un llamamiento a las sociedades más avanzadas para que contribuyan a vacunar a la mayor parte de la población mundial.

En España "la gente accede a vacunarse y no es necesario obligar", ha advertido este experto, que considera que si se aprobara esa obligatoriedad, se podría conseguir un efecto contrario por la presentación de recursos legales que llevarían incluso a "frenar el ritmo" actual.

"No es el debate ahora mismo", ha recalcado el presidente de los inmunólogos españoles antes de enumerar las medidas conocidas por todos que sí han demostrado ser eficaces contra la covid-19: el uso de la mascarilla, la ventilación, la distancia, la decisión de aislarse del resto en casos de síntomas, "ser responsable para no evitar el rastreo" y el confinamiento.

A este respecto, ha apuntado que "a ciertas horas de la noche las medidas se relajan, sin querer criminalizar a nadie" ante lo cual ha urgido a mantener la atención en las medidas citadas "no farmacológicas".

En su intervención, López Hoyos ha apelado también al 10 por ciento de la población en edad de vacunarse que no lo ha hecho a que acuda a por su dosis ya que en caso de contraer el virus se multiplica por 40 el riesgo de ingreso hospitalario.

López Hoyos ha incidido en que las sociedades más avanzadas deben "mentalizarse" para contribuir a vacunar a la mayor parte de la población mundial.

"En un momento en el que la capacidad de producción de vacunas ha aumentado -ha dicho- hay que ser más solidarios, que en el fondo es ser más egoístas porque así reduciremos las posibilidades de que aparezcan variantes".

Y pese a los beneficios de llevar las dosis a todos los puntos del planeta, el presidente de la SEI ha insistido que las vacunas "no son suficientes" para detener los contagios sino para reducir los casos de enfermedad grave, por lo cual apela a la mascarilla y a la distancia.

En la misma línea se ha pronunciado el catedrático en Inmunología de la Universidad de Alicante (UA) y coordinador de A-WISH, José Miguel Sempere, quien ha indicado que "no hay que confiarse por estar vacunados porque en un momento dado el sistema sanitario se puede volver a colapsar".

Los inmunólogos no ven necesario obligar a vacunarse: La mayoría lo ha hecho
Comentarios