jueves. 08.12.2022

Tres muertes hospitalarias eclipsan los buenos datos de los indicadores

Las residencias de León no registran ningún fallecimiento desde el 23 de julio
DATOS

La quinta ola del coronovirus se aleja poco a poco con mano dura. Las tres muertes registradas en los hospitales públicos de la provincia (dos en el Hospital de León y uno en El Bierzo) empañan los buenos datos que muestran los indicadores de riesgo. Bajan todos excepto los fallecimientos.

El índice acumulado provincial está en 259,40 (el día anterior, 274). En el municipio de Ponferrada, el indicador a catorce días de evolución se sitúa en 181 casos por 100.000 habitantes, mientras que este semáforo está en 236,24 en el municipio de León (249 el día anterior). En San Andrés desciende de los 209 de la jornada anterior a los 206 de ayer. Muy lento pero constante. Así es el descenso de esta ola, que parece resistir a las restricciones de agosto. Habrá que esperar a que pasen unos días para saber la incidencia real que ha tenido el puente del 15 de agosto. Estas mismas fechas supusieron el año pasado el inicio de la segunda ola de la pandemia, que se prolongó hasta noviembre.

La Consejería de Sanidad comunicó ayer 43 contagios, pero hay que esperar para valorar si este descenso —el 14 de agosto hubo 137 positivos—.

Ingresos

Los ingresos hospitalarios fluctúan sin una pauta estable. A los ingresos de los cuatro últimos días se sumó ayer una jornada con dos menos hospitalizados en planta. Los doce enfermos críticos entre León y Bierzo suponen un paciente menos que el día anterior, pero no es un análisis abosluto ya que los decesos que se contabilizan estos últimos días podrían estar relacionados con estas variaciones diarias.

Las vacunas surten su efecto en las residencias de mayores de León. El último fallecido en estos centros fue el 23 de julio y eso después de tres meses del anterior deceso, el 23 de abril, según los datos disponibles en el portal de Transparencia de la Junta de Castilla y León. En este mismo portal se especifica que actualmente hay doce personas aisladas sin síntomas en los centros residenciales de la provincia.

La Comunidad de Castilla y León registró ayer ocho muertes más por covid-19 en el ámbito hospitalario, una más que el día anterior y tres más que hace siete días, mientras el número de nuevos casos de coronavirus se ha calculado en 282, una cifra que en la fecha previa fue de 285 y hace una semana de 367.

Tres muertes hospitalarias eclipsan los buenos datos de los indicadores
Comentarios