viernes 24/9/21
Crisis por el coronavirus

Los peores días de la pandemia en León en cinco olas

13.500 contagios activos, 474 camas en planta y 86 en UCI reflejan los días de más presión sanitaria en la pandemia, aparte de los aciagos meses de la primera ola con hasta 19 muertes en una jornada.

dl7p41g1Clic para ampliar

Con el retrovisor puesto sobre año y medio de pandemia, los datos de Sacyl ofrecen una radiografía de lo que ha vivido la sociedad en este tiempo ahora que se atisba una cierta luz con la vacunación al filo del fin de su primera ronda.

En los periodos que más tensionaron el sistema sanitario destacan algunas fechas por ser los picos de la pandemia. Estos datos reflejan que la La quinta ola ha sido peor que la cuarta en cuanto a pacientes hospitalizados y personas con el virus activo personas con el virus activo, pero en cuanto a pacientes en UCI y mortalidad.

En hospitalización en planta la jornada con más saturación hospitalaria de al pandemia fue el 4 de abril de 2020, durante la primera ola, con 474 personas ingresadas en los hospitales de León y El Bierzo,

A nivel de hospitalizaciones en planta la tercera ola fue peor que la segunda, que alcanzó su cifra récord, 330 pacientes covid, el 16 de noviembre de 2020 frente a los 444 ingresados en planta en la tercera onda el 1 de febrero de 2021. En la cuarta la cifra máxima de hospitalizados en planta se dio el 19 de abril de 2021 con 67 en total, mientras que en esta última se alcanzaron 107 el 26 de julio.

En la provincia

La primera ola lideró la hospitalización y muertes; la tercera los contagios y pacientes en las UCI

En las UCI de la provincia, el día más crítico se registra en la tercera ola, el 3 de febrero de 2021, con un total de 68 pacientes ingresados en cuidados intensivos, sobre los 55 que hubo en la primera ola, el 31 de marzo de 2020. En la segunda ola el pico fue de 44 pacientes el 16 de noviembre de 2020, en la cuarta se alcanzaron 32 el 24 de mayo de 2021 y 15 ha sido el máximo de pacientes en cuidados críticos en la quinta ola en una jornada. Fue el 25 de agosto. A día de ayer se mantienen 13 pacientes ingresados en las UCI, 11 en León y uno en Ponferrada.

Las muertes diarias en hospitales tuvieron las jornadas más aciagas en la primera ola. Hasta 19 personas fallecieron el día 2 de abril de 2020 en los centros hospitalarios de la provincia, durante la primera y después de 20 días confinamiento por la pandemia. Los máximos picos de mortalidad en hospitales a causa del covid han ido en descenso con 12 fallecimientos ocurridos en un día en la segunda ola (12 de noviembre de 2020); 11 el 29 de enero de 2021 (tercera ola), dos el 24 de marzo de 2021 (cuarta ola) y tres el 29 de julio de 2021 (quinta ola).

Debilidades

Las vacunas son muy exigentes en cuanto a transporte y la población mayor es menos inmune

La gráfica de mortalidad hospitaria expresa una mayor letalidad de la quinta ola en menos tiempo que la cuarta en la cuarta ola. Durante la cuarta ola, en quince semanas, se registraron 36 fallecimientos en los hospitales frente a los 47 que se cuentan en diez semanas desde el comienzo de de la quinta ola. En la segunda ola también se dieron más muertes en los hospitales (435) que en la primera (421) pese a que la primera tiene el récord de óbitos en una jornada. En la tercera se registraron 264 muertes hospitalarias.

La tercera ola bate récord en número de personas con el virus activo a un mismo tiempo. El 5 de febrero de 2021 se detectaron en la provincia de León 13.553 personas contagiadas al mismo tiempo, según los datos de Atención Primaria. Es la cifra más alta de la pandemia, seguida de los 10.576 que se produjeron el 18 de noviembre de 2020 y de los 6.510 del 24 de abril de 2020, si bien siempre hay que destacar que en esta época la población estaba confinada en casa y se hacían pocas pruebas (Atención Primaria contabiliza los casos compatibles). En la cuarta ola el máximo de personas contagiadas a un mismo tiempo se produce el 5 de mayo de 2021 con un total de 2.291 casos activos, mientras que la quinta ola duplica esta cifra con 4.987 casos el 25 de julio.

461 contagios en un día

El pico de casos positivos se produjo el 23 de enero de 2021 que arrojó un total de 718 contagios confirmados, coincidiendo con la tercera ola. La segunda cifra más alta se dio en la segunda ola, el 23 de octubre con un total de 590 casos confirmados. El 4 de julio se produjo el máximo pico de contagios de la quinta ola, con 461 en total frente a solo 94 el 29 de abril de la cuarta ola.

La penetración de las nuevas variantes, con la surafricana de forma predominante en León al final de la cuarta ola y luego la delta, ha sido decisiva en el cambio de tendencia que observaba la pandemia la primavera pasada, con una cuarta ola que se quedó en ‘olita’ y transmitió más confianza de la deseable, según las opiniones de los expertos.

Mortalidad total

La cifra global de la mortalidad por covid en la provincia varía la radiografía de la pandemia. Hasta el 30 de septiembre de 2020, la Junta contabilizó 835 defunciones por covid en la provincia, correspondientes a la primera ola ya que durante el verano apenas hubo mortalidad. En la segunda ola, desde septiembre hasta el 1 de enero, se produjeron 709; en la tercera 517; 65 en la cuarta y 71 van en la quinta a falta de la actualización de datos que se realizará mañana. Hay que sumar al menos las cuatro muertes ocurridas en hospitales en estos días, así que ascienden ya a 75 como mínimo.

Una letalidad, que estando muy lejos de las cifras de la primera ola, del 5%, llama la atención por producirse a pesar del avanzado estado de la vacunación y de que en su gran mayoría las víctimas del covid han sido personas mayores con el ciclo completo de vacunación, lo que podría ser un indicador de la debilidad de la inmunidad al cabo de este tiempo.

«La eficacia de la vacuna no es del 100%. Son vacunas muy exigentes para las condiciones de transporte, entre otras cosas». apunta el epidemiólogo leonés Vicente Martín. Otro factor que ha podido influir es que «las personas mayores tienen un sistema inmune menos competente», pero, en definitiva, «se suman muchas cosas. No obstante el descenso en letalidad es enorme. En la primera ola de cada 100 infectados morían 10 y ahora no llega al 1%», subraya.

La variante delta, clave

La mayor contagiosidad de esta quinta ola también ha influido en la mayor repercusión hospitalaria y en la mortalidad. El verano pasado, sin apenas fallecimientos a pesar de no existir la vacuna, se atribuye a que empezó con los resultados cosechados por el confinamiento y también a que hubo más prevención frente al contagio por parte de la población, sin dejar a un lado la penetración rápida que ha tenido la variante delta. Según datos de la Junta de Castilla y León, la variante procedente de la india acapara el 90% de las infecciones que se han secuenciado en la Comunidad. La pandemia ha entrado en una nueva etapa, como el curso, pero aún no ha terminado.

Los peores días de la pandemia en León en cinco olas
Comentarios