miércoles. 17.08.2022

La quinta ola de la pandemia sigue con un ritmo lento de descenso, con una incidencia de 687,30 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, mucho más acelerado en el colectivo de jóvenes de entre 20 y 29 años, donde ha caído 230 puntos en una semana, según el último informe del Ministerio de Sanidad.

La curva de la pandemia parece haber llegado a su pico y empieza ligeramente a bajar ya que la incidencia se ha reducido cerca de 10 puntos desde el viernes pasado cuando estaba en los 677,67 casos.

Entre los jóvenes de 12 a 19 años, se sitúa en 1.524 por cada 100.000 habitantes frente a los 1.623,8 de hace una semana, y entre los de 20 a 29 años alcanza hoy los 1.653,2 casos, 230,5 puntos menos que el viernes anterior.

El empeoramiento se sigue registrando en el porcentaje de camas UCI ocupadas, que está en el 18,31 %, casi 5 puntos más que hace siete días, y seis décimas más que ayer, al tiempo que se han notificado 44 muertos en las últimas 24 horas, 2 más que ayer.

Si pasaporte covid
El Gobierno descarta el certificado para entrar en los bares hasta alcanzar la inmunidad de grupo

Por otra parte, el Gobierno no prevé poner en marcha un pasaporte covid que permita el acceso ha determinados eventos y establecimientos hasta que se haya logrado en España la inmunidad de grupo contra el coronavirus, un objetivo que el Ejecutivo espera haber conseguido a finales de agosto.

Ha sido la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, quien ha rechazado en la rueda de prensa posterior a la XXIV Conferencia de Presidentes permitir ahora ese pasaporte covid que algunos presidentes autonómicos habían demandado en la reunión.

Rodríguez ha señalado que la prioridad en la actualidad es la vacunación, y de ahí la compra extraordinaria de 3,4 millones de vacunas de Pfizer para agosto que ha anunciado este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

A su juicio, no se puede estigmatizar a las personas que aún no han recibido la pauta completa de la vacuna no porque no hayan querido recibirlas, sino porque todavía no han tenido oportunidad de acceder a ellas.

«Si imponemos un certificado covid estaríamos estigmatizando a una parte de la población», ha insistido para recordar que, por ejemplo, estarían afectados por ello los más jóvenes.

Pero precisó que no se descarta que se ponga en marcha más adelante y que cuando se haya cumplido el compromiso de vacunación se podrá analizar.

El acceso al interior de establecimientos y eventos con un certificado de vacunación o una prueba negativa de covid es una medida que las comunidades autónomas afrontan divididas.

Está vigente en zonas de alta incidencia de la covid en Galicia y Cantabria, pero ha sido suspendida cautelarmente en Tenerife por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Hay varias comunidades que sopesan su aplicación, como Andalucía, mientras que algunas no son partidarias, como la Comunidad Valenciana, y otras piden una coordinación en todo el país, como Madrid.

La quinta ola sigue su ritmo lento de caída, acelerado en los jóvenes
Comentarios