domingo. 27.11.2022

Antes de los ensayos en humanos, la prometedora vacuna contra la covid de la farmacéutica gerundense Hipra se probó en animales en el laboratorio de Irta-Cresa, uno de los pocos de España que puede trabajar con virus tan contagiosos gracias al sistema de biocontención, que evita fugas al exterior.

El prototipo de Hipra se perfila como la primera vacuna española contra la covid en salir al mercado el próximo año: en agosto recibió luz verde de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) para comenzar los ensayos con humanos y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial de España (CDTI) acaba de aprobar la financiación para una fase más del proceso, la IIb/III. Este ensayo clínico se pudo empezar después de haber superado con éxito las pruebas previas en animales que se realizaron en el Centro de Investigación en Sanidad Animal Irta-Cresa. Estas instalaciones, ubicadas en el campus Bellaterra de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y donde trabajan unas 140 personas, albergan uno de los pocos laboratorios de alta biocontención de grandes dimensiones de España, indispensables para llevar a cabo investigación con animales manipulando patógenos altamente contagiosos y de transmisión aérea, como es el caso del Sars-COV-2. La investigadora Júlia Vergara-Alert trabajó en el estudio de la vacuna Hipra en hámsters y ratones transgénicos —a los que se introdujo el receptor que el virus usa para ingresar en el organismo y que no tienen de forma natural—, obteniendo buenos resultados.

La vacuna Hipra anticovid saldrá al mercado en 2022
Comentarios