lunes 16/5/22

«Manda S. Ilustrísima al Cura evite el pernicioso abuso de los filandones en los que concurren mozos y mozas de este lugar y demás barrios de su Feligresía, pena de Excomunión Mayor. Y en adelante no se presenten en la casa o casas que acostumbran hacer semejantes diversiones. Y el dueño o habitador de las referidas casas que los permitiese, el Cura los evite de los Divinos Oficios y les saque de multa, por la primera vez, seis reales, y doce por la segunda. Y si se llegase a la tercera su contumacia, le remita preso a la cárcel de la Corona de Astorga y lo mismo ejecute con las personas que concurriesen a las referidas casas, sacándoles la mitad de la multa antecedente y todo se aplique por la luminaria del Santísimo».

José Bermúdez y Mandiá, obispo de Astorga, al pueblo de Tabladas (1729)

«En muchos lugares, por las noches, se juntan a los filandoiros concurriendo algunos mozos, de que se originan graves ofensas a Dios Nuestro Señor con detrimento de las almas, porque su Ilustrísima (el obispo de León) prohíbe dichos filandoiros y sólo permite pueda concurrir una vecina con otra sin admitir mozos y lo cumplan así, pena de dos ducados aplicados para la luminaria de dicha Iglesia».

De la visita pastoral a Trobajo del Camino (1723)

«Habiéndose informado que todavía se mantiene el abuso de los filandones, juntándose en ellos hombres y mujeres, sin embargo de las continuas providencias... que el dueño de la casa donde se hicieren se le multe con cuatro ducados de vellón para la luminaria del Santísimo»

Vicario de Astorga al pueblo de Estébanez de la Calzada (1646)

«... y le lleven preso a la cárcel de Astorga»
Comentarios