jueves 28/1/21
Libros

21 poemas de amor a los 21

Enrique Muñiz rescata sus escritos en un libro titulado ‘Cuaderno tan joven’
Enrique Muñiz rescata escritos realizados de joven dedicados ahora a su hija Serel. RAMIRO
Enrique Muñiz rescata escritos realizados de joven dedicados ahora a su hija Serel. RAMIRO

Enrique Muñiz lo apuesta todo a un 21 poético. Y de un conjunto de textos de hace cinco décadas, de cuando tenía 21, por supuesto, le sale un libro que es un arma cargado de futuro dedicado a su hija Serel, cómo no, de 21 años.

Entre tanto 21, son esos los poemas que forman Cuaderno tan joven, que admite el juego de No tan joven en la grafía de la portada y que da una pista de cómo las palabras son una herramienta sentimental para este escritor que lo era, sin decirlo, sin saberlo también tal vez, pero que atesoraba todo lo que escribía y ahora saca a la luz con una veteranía vital que es digna de admiración.

A veces siento, cansado de otoño, que nacerá algo o que vendrás mañana/si amanece. «Son poemas, son haikus, pensamientos...», explica sobre unas creaciones que tienen como denominador común cierta melancolía existencial. De hecho, Enrique Muñiz asegura que hay un sentimiento constante de aquel joven que era en los años 70 que se mantiene en su forma de ser y ver la vida.

Pero hay en Muñiz también, aunque sea desde esa introspección, un espíritu de vida necesario más en estos tiempos. Porque alguien que confiesa que muchos días, cuando la jornada acaba para todos, es en el momento en el que encuentra a una musa nocturna que le susurra como un blues sus versos inspirados.

Presenta el libro en persona Muñiz y lo hace con modestia. Pero el artefacto, delicado y con unas ilustraciones de Javier Sahagún que lo que convierten en objeto artístico, funciona en las tiendas, como Artemis, la Librería Universitaria o Alejandría.

Si la poesía siempre es un acierto de regalo, este No tan joven cuenta con el afecto del autor, que da la sensación de que hubiera escrito a mano cada ejemplar para que el lector, y la primera lectora: Serel, lo sientan en primerísima persona.

21 poemas de amor a los 21
Comentarios