jueves 15/4/21

Adiós al actor del alma libre

Artistas y políticos lloran a Quique San Francisco, rostro indispensable del
El actor madrileño Quique San Francisco, fallecido ayer a los 65 años. BALLESTEROS

«Se nos ha ido un alma libre», dijo Toni Cantó, actor y político. Definición coincidente acerca de la muerte del actor Quique San Francisco, fallecido ayer en Madrid a los 65 años a causa de una neumonía.

Actores, cómicos y músicos, y también numerosas personalidades de la política, se despedían de San Francisco, a quien también consideraron como «un referente de la interpretación de nuestro país».

José Manuel Rodríguez Uribes, ministro de Cultura, afirmaba: «Recuerdo su trabajo en Orquesta Club Virginia, su personaje en Cuéntame o sus numerosos papeles en el llamado cine quinqui de los 70 y 80. Nos hizo reír mucho. Siento su pérdida. Mi pésame a su familia y amigos. Dscanse en paz Enrique San Francisco».

En lo corporativo, la Academia de Cine emitió el siguiente comunicado: «Fallece el actor madrileño Enrique San Francisco a los 65 años. Era miembro de la Academia de Cine, y estuvo nominado a dos premios Goya como actor de reparto, por El baile del pato y Orquesta Club Virginia».

Pedro Ruiz, presentador, escritor, actor y humorista, afirmaba ayer que «Quique San Francisco ha vivido siempre a su manera. Indómita, arriesgada, brillante. Nos deja sabiendo que vivía cada día como el último. Me alegró compartir momentos con él. Buen viaje Quique». «Tantas risas contigo. Te recordaremos siempre, querido Quique», añadió Emma Suárez. Por su parte, la también actriz Macarena Gómez se refería así a la desaparición del actor: «Todo mi cariño a los familiares y amigos de Quique San Francisco, gran actor con quien tuve la oportunidad de trabajar y compartir muchas risas».

Anécdotas junto a él

Compañero de entrevistas en El Hormiguero de Pablo Motos, donde era un habitual, Luis Piedrahita, mago y humorista, aseguraba que «se ha ido un tío excepcional y un caballero. Un profesional generoso, irrepetible y apasionado. Descanse en paz, maestro». El humorista Arturo González-Campos aportaba un sentimiento compartido: «Cada cómico del mundo tiene una o dos anécdotas divertidas con Quique. Yo tengo unas diez. Era un tío maravilloso». El actor y humorista madrileño llevaba varias semanas hospitalizado por una neumonía bilateral en el Clínico San Carlos de Madrid, según confirmaron fuentes familiares. Su estado de salud se había complicado a comienzos de año y el 12 de enero tuvo que suspender la representación que tenía prevista en Getxo en plena gira de su obra La penúltima.

Adiós al actor del alma libre
Comentarios