lunes 23.09.2019
CULTURA

«Al contrario que en política, León pasa por un momento poético excepcional»

Mestre y Cuco Pérez presentan hoy en el Musac ‘Las estrellas para quien las trabaja’
«Al contrario que en política, León pasa por un momento poético excepcional»

Un título proletario y música de acordeón al fondo. Juan Carlos Mestre, acompañado del músico Cuco Pérez, llena hoy de poesía el Musac, un templo del arte contemporáneo donde a veces faltan las palabras. Con el evocador título Las estrellas para quien las trabaja, «una reivindicación de la utopía y de los sueños pendientes de ser soñados», el escritor villafranquino abre la segunda edición de Nombrando el porvenir. Encrucijada de poetas.

A Mestre no le importa que se adivinen sus intenciones. Milita en la decencia y grita que «la poesía es el último acto de resistencia frente a la realidad obscena». Combatiente de la palabra, denuncia el uso grosero del lenguaje por parte del poder, frente a cuya soberbia reivindica la vieja consigna, la de la tierra para quien la trabaja o, al menos las estrellas. Porque «la esperanza siempre lleva más lejos que el miedo a la resignación frente a la adversidad precaria de la realidad social que vivimos».

Podría lanzar Mestre versos rotundos y las verdades como puños que lleva contando desde hace más de tres décadas. Y podría hacerlo solo. Pero este polifacético escritor, que también canta, que también toca y que también pinta, ha recurrido a la música, «esa aliada natural de la poesía», para hacer un recorrido por su ideario poético.

«Una cosa es la lectura en la soledad frente a un libro y otra cosa la puesta en escena de esa palabra y el lugar que ocupa en la escenografía del oyente. La música y la poesía no son malas compañías, sino una asamblea unánime de gente que trabaja en lo mismo», afirma.

Recuerda el autor de Un poema no es una misa cantada que en León hay una larga tradición de amistad entre músicos y poetas, y cita a Ildefonso Rodríguez, Víctor M. Díez o Amancio Prada. Reconoce que León vive actualmente una ‘primavera poética’. «León pasa por un momento excepcional en lo poético y decepcionante en lo político. Ahí está la poesía, para ennoblecer y dignificar todos los actos de la conciencia humana y enfrentarse a los grandes desafíos del porvenir».

El autor de La bicicleta del panadero considera que «en el mundo del pensamiento, del arte y de la cultura hay una prevalencia de la inteligencia intuitiva y la necesidad creativa por el avance, por el desarrollo, por la generosidad que supone todo acto estético frente a los otros. Por el contrario, la política se ha convertido en un acto de soberbia, de engreimiento y de carencia de generosidad frente a los discursos sociales. Y no son precisamente la inteligencia ni el saber ni la cultura los rasgos que califican a los que ejercen el poder». Frente a ello, queda el resquicio libertario de la poesía, que intensifica la conciencia. «Todo aquel que es consciente de su manera de estar en el mundo es más libre».

Miguel Ángel Varela, director del Teatro Bergidum, «responsable de la dinámica cultural más brillante de Castilla y León», según Mestre, ha sido quien ha dirigido tanto al poeta como a Cuco Pérez, «el mejor acordeonista de este país», en Las estrellas para quien las trabaja, una aventura que es mejor vivirla que contarla.

Lugar: Musac.

Hora: 21.00.

Entrada: gratuita.

«Al contrario que en política, León pasa por un momento poético excepcional»
Comentarios