domingo. 27.11.2022
El diestro Antón Cortés en la faena de muleta.

Toros: cinco de Samuel Flores, de bastas y descompensadas hechuras y de pitones destartalados, todos mansos en distinto grado. Y un sobrero de Aurelio Hernando.

Antón Cortés: pinchazo y bajonazo(silencio); estocada desprendida (silencio).

Rubén Pinar: estocada (ovación tras aviso); estocada caída y trasera (silencio).

Pérez Mota: confirma la alternativa. Metisaca contrario que asoma y estocada (silencio tras aviso); estocada atravesada y tres descabellos (ovación tras aviso).

Cuando en un ruedo se juntan dos factores tan adversos como un fuerte viento, que impide un manejo de los trastos, y la mansedumbre declarada y violenta de una corrida tan basta y cornalona como la que soltó ayer en Madrid Samuel Flores, el buen toreo se convierte en una misión imposible.

Cada uno de los cinco «samuelones» que finalmente se estoquearon tuvo unas hechuras ya de por sí poco prometedoras, por bastos y amoruchados, acompañadas de unos pitones tan exagerados que más bien podrían considerarse en algún caso como una deformación.

Y si, como afirma un viejo dicho taurino, las hechuras son el espejo del alma del toro de lidia, nada más verles asomar a la arena ya se podía sospechar que los toracos no iban a ofrecer más que arreones y cabezazos para evitar entregarse en la pelea.

El problema de esas violentas oleadas no era tanto que hubiera que evitarlas, que para eso deben estar adiestrados los toreros, sino que el fuerte viento añadía aún más peligro a la cuestión al descontrolar las telas con que había que defenderse de ellas.

Los primeros tercios resultaron una azarosa aventura entre el vendaval. Y cuando tocaron a matar, cada uno de los tres espadas intentó resolver la papeleta como buenamente pudo. Por ejemplo, Rubén Pinar puso mucha firmeza e insistencia en su faena a un sobrero jabonero de Aurelio Hernando que, siendo distinto, tampoco desentonó por su falta de entrega.

En este escenario confirmó alternativa Pérez Mota, que también se fajó con sendos mansos de violenta actitud defensiva.

A Antón Cortés le tocó un lote también manso pero que, al menos tuvo cierta movilidad.

Castaño, en San Fermín

Por otro lado, el diestro leonés Javier Castaño, ante los Miura, y Joselillo y Juan del Álamo, éstos frente a un encierro de Dolores Aguirre, son los tres toreros de Castilla y León anunciados en la Feria del Toro (Sanfermines 2013), que se celebrará en Pamplona del 5 al 14 de julio. Castaño, asiduo en las corridas de Miura durante las últimas temporadas, se anuncia en concreto para el 14 de julio.

Aliados contra el espectáculo
Comentarios