sábado. 28.01.2023

Alvarín Pro reivindica lo leonés a ritmo urbano

El músico se suma a la corriente de jóvenes volcados en la música actual a lomos de reggaeton, autotune y videoclips
                      El leonés Álvaro González se abre camino en la música a base de canciones comerciales y videos de bella factura. MIGUEL F. B.
El leonés Álvaro González se abre camino en la música a base de canciones comerciales y videos de bella factura. MIGUEL F. B.

Las ideas musicales de Alvarín Pro, nombre artístico del leonés Álvaro González, serían las de toda la vida. Es decir, música buena. Le gusta de todo y con buen gusto. Lo que pasa es que este joven de 27 años, al igual que todos los de su edad que pretenden abrirse paso en el mundillo, es consciente ya de varias cosas. Así, tomando nota: el autotune no es una opción o solución sino que «es prácticamente obligatorio, porque todo el mundo lo usa como una parte del lenguaje», afirma González, que casi suspira al preguntarle qué pensaría de todo esto su abuelo Narciso Conde, gran amante y autor de poesía. Ahí empezó todo. Pero es cierto: el autotune, tan bendito como maldito, es el pan nuestro de cada de día. De Rosalía a Paquirrín siempre pasando por la omnipresente Shakira. Más apuntes: el reggaeton no es una moda pasajera. Y algo muy importante: «Si tus canciones no llevan video es como si no existieran», añade este joven que en cambio canta en directo sin artificios, con calidad y naturalidad.

Y resulta que en eso está Alvarín Pro. Cuenta con un repertorio que ya supera los veinte temas y a los que va incorporando con esfuerzo y colaboración de amigos y demás el inevitable videoclip, en el que deja patente también su amor por León. Cabeza loca es uno de sus éxitos, disponible en Youtube y demás. «Mis canciones hablan de amor, de la amistad, de los amigos, de la vida...», asegura. Y sí, lo corrobora en otra de sus canciones como es Vamos a disfrutar o en las que reivindica la importancia de la amistad.

De todo ello viene la conexión de Alvarín Pro con la música de siempre: «Me gustan las letras buenas. A veces, en la música que escuchamos, la verdad es que son letras malas», advierte.

De OT a Sanz, reggaeton o pop-rock, ese es el mundo de Álvaro.

Alvarín Pro reivindica lo leonés a ritmo urbano
Comentarios