domingo. 07.08.2022
El director general del Instituto de las Artes Escénicas (INAEM), Andrés Amorós, destacó ayer la importancia de la cinematografía para la literatura y afirmó que no siempre las novelas son mejores que las películas que se hacen sobre ellas. «Hay películas que superan a la novela en que están basadas», dijo Amorós en Avila, donde subrayó además que el cine enseña a ver la realidad de otra forma a los espectadores «pero también a los escritores» porque sin la cinematografía «no se entendería, por ejemplo, las novelas de Mario Vargas Llosa». Amorós, que participó en el curso de verano de la Uned dedicado a las relaciones entre la literatura y el cine, recordó que en los comienzos el cine «fue despreciado por los escritores» y «la gran fascinación no llega hasta la generación del 27», señaló. Acerca de las adaptaciones cinematográficas, el director del INAEM dijo que «muchas veces las adaptaciones de novelas amplias y complejas fracasan y es mejor hacer adaptaciones de novelas más breves; así queda mejor Tristana que Fortunata y Jacinta». Por su parte, el director de ABC Cultural, Fernando Rodríguez Lafuente, se refirió a la relación entre los estudios históricos y el cine y afirmó en el mismo curso que la cinematografía «es elemento esencial para conocer la historia del siglo XX, ya que por primera vez se puede estudiar la historia en imágenes móviles, tanto desde el cine documental como en las películas». «La información que da una película va más allá del argumento porque aporta una información sobre la realidad cotidiana verdaderamente extraordinaria», explicó Rodríguez Lafuente. Como ejemplo de sus afirmaciones citó a España y explicó que «el cine ha marcado la imagen de España y su proyección».

Andrés Amorós: «No siempre las novelas son mejores que las películas»
Comentarios