viernes 4/12/20

Andrés Trapiello: «Miguel de Unamuno no tendría calle con la ley Zapatero»

«El día que decidí venir a Madrid fue el más importante de mi vida». Así empieza Madrid (Destino), el libro con el que Andrés Trapiello (Manzaneda de Torío, León, 1953) homenajea a su ciudad de acogida. En su presentación abordó temas como la creciente «madridtirria» o la petición de retirada de estatuas de Largo Caballero y Prieto.

«No he leído ni un argumento que destaque una sola virtud que haga merecedor a Largo Caballero de una estatua. No representa los principios democráticos de muchos: aunque fuera una víctima que no pudo volver a España tras la Guerra Civil, alguna responsabilidad política tendrá en el periodo más sangriento de nuestra historia», dice. Juzga diferente el caso de Prieto. «Pese a promover el golpe de Estado en el 34, algo de lo que se arrepintió toda su vida, buscó sinceramente una reconciliación. Hay que hilar fino, y estamos haciendo cosas bastantes burdas», lamenta, muy crítico con la Ley de Memoria Histórica de José Luis Rodríguez Zapatero «que es bastante mala». «Se puede infringir bastantes veces y aplicándola estrictamente, Unamuno, por ejemplo, no podría tener calles, estatuas o institutos a su nombre, porque se adhirió al golpe de Estado desde el primer minuto, aunque a los tres meses renegara», matiza.

Andrés Trapiello: «Miguel de Unamuno no tendría calle con la ley Zapatero»
Comentarios