viernes. 12.08.2022
El Palacio Real o el de la Zarzuela podrán lucir pronto otro cuadro de la Familia Real. El pintor Antonio López, famoso por sus paisajes de Madrid, pretende terminar para finales de año una representación a tamaño natural del Rey, la Reina, el Príncipe y las dos infantas, un encargo que Patrimonio Nacional hizo al que ya podría denominarse ''pintor de Corte'' de nuestro tiempo. Nada de divinidad ni de simbologías, los Reyes no quieren eso, sino ser representados con toda su humanidad, tal y como son. Así que el artista, famoso por su fidelidad a la realidad, los pintará «como podría pintar a cualquier otra persona, como gente de su edad, con su color de carne, sus arrugas, sus ojos, tan distintos dentro de una misma familia, y sus diferentes alturas».No obstante, reconoce que «siempre aparece una interpretación», aunque asegura que él no la busca. Según piensa, es lógico que «si pintáramos la misma imagen varios artistas, cada uno lo haría de forma diferente, porque la diferencia la marca la persona que la hace». Aunque en un principio se pensó en el Palacio Real para ubicar el cuadro, más tarde se plantearon colgarlo en las paredes de la Zarzuela, residencia de los Reyes. De todas formas «aún no está decidido», en palabras del autor. En cualquier caso tendrá que ser en un lugar amplio dadas las dimensiones del cuadro, que mide tres metros de alto por cuatro y medio de ancho. El Rey centra la composición, junto a él aparece la Reina y a ambos lados se reparten el Príncipe y las infantas, todos de pie.

Antonio López pinta a la Familia Real a tamaño natural
Comentarios