lunes. 27.06.2022
Imagen de la ermita de San Olav, en Covarrubias (Burgos), diseñada por el arquitecto leonés Pablo López Aguado.

La ermita de San Olav, que se inaugura hoy en Covarrubias (Burgos) supone el cumplimiento de la promesa hecha hace 800 años a la princesa Kristina de Noruega por su esposo, el Infante Felipe de Castilla. El día de la boda, el infante prometió a la princesa una capilla en honor a San Olav con el fin de estrechar la distancia que le separaba de su país y familia, pero la promesa no se cumplió a tiempo y Kristina murió cuatro años después de haber llegado a España. Los restos de la princesa reposan en la colegiata de Covarrubias, la misma localidad que promovió la Fundación Princesa Kristina con el apoyo de la embajada noruega en España y otras entidades públicas y privadas, primero para mantener la estatua de la princesa que se encuentra en la localidad y, desde hace doce años, para erigir la ermita en honor a San Olav y dotarla de contenido. La historia se originó en el siglo XIII, cuando debido a las alianzas castellanas y noruegas dentro del Sacro Imperio Romano Germánico se llevó a cabo el compromiso matrimonial en 1257 de la princesa con el infante Felipe de Castilla, hermano del rey Alfonso X, el Sabio, porque dicho matrimonio era conveniente tanto para Alfonso X como para el padre de la princesa, el rey Haakon IV. Sin embargo, la princesa enfermó enseguida de melancolía y murió sin dejar descendencia. Su marido, que antes de su matrimonio había sido abad de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias y más tarde obispo de Sevilla, hizo enterrar a su esposa en el claustro de la colegiata de Covarrubias.

A finales del siglo pasado se creó la Fundación Princesa Kristina y pronto empezaron las ideas de construir la ermita de San Olav. El Patronato de la Fundación Princesa Kristina de Noruega decidió que el proyecto que mejor respondía a los fines de la capilla, era el realizado por el arquitecto leonés Pablo López Aguado y por Jorge González Gallego. El resultado es un edificio multifuncional de madera y metal, abierto a un teatro natural exterior y que ha supuesto una inversión cercana al millón de euros. Hoy será inaugurado por la ministra noruega de Cultura, Anniken Huitfeldt, y el presidente de la Junta.

Un arquitecto leonés para una princesa noruega
Comentarios