martes 24/5/22

Un toro del hierro de Montalvo será hoy el primero de los, al menos, 174 astados que tras dos años de medidas contra la pandemia, se estoquearán en una recuperada y decisiva feria taurina madrileña de San Isidro, que, en plena etapa de inflación económica ha visto reducido su número de festejos.

La empresa Plaza 1, que cumple con esta feria una prórroga en su contrato de cuatro años con la Comunidad de Madrid, ha eliminado dos festejos con respecto a la última de sus ediciones, la de 2019, pasando de 31 a 29 en previsión de la que tal vez, y a falta de datos oficiales, ha podido ser también una sensible reducción del número de abonados, que antes de la pandemia llegaban a los 15.000.

Pero la dura situación económica, a pesar de que los precios de Las Ventas son los más asequibles de todos las plazas de primera categoría, está marcando nuevos hábitos entre los aficionados.

Arranca la incierta y reducida feria de San Isidro
Comentarios