jueves 20/1/22

El Auditorio se pone barroco

Los Músicos de su Alteza descubren hoy en León la figura y la obra de José de Nebra, uno de los compositores y organistas más importantes del siglo XVIII español .
Los Músicos de su Alteza, formación especializada en el repertorio barroco hispánico.

Precoz, fecundo, abierto a otros estilos y tradiciones pero ante todo fiel a la raíz musical española, José de Nebra es una de las figuras más importantes del siglo XVIII español, y esta noche en el Auditorio Ciudad de León los miembros del grupo Los Músicos de su Alteza se encargarán de dar a conocer una selección de algunas de sus mejores piezas dentro del IX Ciclo de Músicas Históricas de León, en el concierto titulado Es el día del Corpus, día tan grande.

Hijo de José Antonio Nebra Mezquita, organista de la catedral de Cuenca desde 1711, Nebra había nacido nueve años antes en Calatayud, ciudad en la que entonces ejercía su padre, con quien seguramente empezó su formación. Desde el Centro Nacional de Difusión Musical, organizador de estos encuentros, se recuerda que su talento despuntó con precocidad, pues a los 17 años era ya organista del Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid, la institución que un siglo atrás había conocido el magisterio de Tomás Luis de Victoria. Pronto empieza a escribir música escénica para los teatros públicos madrileños y trabaja para el Duque de Osuna, hasta que en 1724 es nombrado primer organista de la Capilla Real, aunque a la vuelta de Felipe V pierde el puesto y es nombrado supernumerario (suplente) con sueldo. En 1734, tras el incendio del Alcázar Real que arrasó la colección de música, se dedicó más intensamente a la composición de música religiosa, convirtiéndose a su vez en responsable del Archivo Musical de la Capilla. En 1736 consigue al fin, a la muerte de Diego de Lana, el puesto de organista y en 1751 accede al de vicemaestro de la Real Capilla y logra el de vicerrector del Colegio de Niños Cantores. Desde 1761 fue además maestro de clave del infante Gabriel. Murió en Madrid en 1768.

Síntesis artística

Nebra asimiló con facilidad el estilo que los músicos italianos, apoyados generosamente desde la Corona, extendieron por el Madrid de principios de siglo, y lo fusionó con las formas de la tradición española, logrando una acabada síntesis que, según los expertos, caracteriza su personalidad artística.

Aunque escribió obras dramáticas por decenas, solo se han conservado completas seis. Son más abundantes las piezas religiosas que han llegado hasta nosotros, que se acercan a las 200 entre litúrgicas (misas, salmos, lamentaciones…) y paralitúrgicas, sobre todo cantatas y una docena de villancicos, de los cuales hoy se ofrecerán tres que permanecían inéditos. La cita de hoy se completa con tres actos paralelos en el Auditorio enmarcados en el curso Músicas Iberoamericanas: idas y vueltas. A las 16.45, Isabel Viforcos, de la Universidad de León, hablará de La música como instrumento de colonización, y a las 18.30, Luis Antonio González, director de Los Músicos de su Alteza, intervendrá con José de Nebra: Un compositor español a ambos lados del Atlántico.

Lugar: Auditorio Ciudad de León.

Hora: 20.30.

Entradas: 18 euros (platea), 12 (anfiteatro).

El Auditorio se pone barroco
Comentarios